Ni de a 100 pudieron con Real Madrid

Deportes

En China, el país más poblado con 1.339 millones de habitantes, todo es a lo grande. Aquí, las hinchadas futbolísticas no son numerosas, sino masivas, y los aficionados no se cuentan por cientos de miles, sino por cientos de millones.

Sólo así se explica que el Real Madrid, de gira por la sureña ciudad de Cantón (Guangzhou), jugara un partido con un centenar de niños. Cien chicos chinos corriendo, y gritando descontrolados de la alegría contra los 25 jugadores del equipo blanco, el plantel a pleno.

Con semejante afición, no es de extrañar que al presidente del club, Florentino Pérez, se le iluminen los ojos con el signo del dólar cuando piensa en eso que los economistas llaman «las enormes potencialidades del mayor mercado del mundo».

Gracias a esa ambiciosa visión de futuro, Florentino Péres presentó en Cantón la primera escuela de fútbol que la Fundación Real Madrid ha abierto en China, donde estudiarán unos 600 niños de entre 6 y 15 años. "En este mundo que atraviesa enormes dificultades, sabemos que el fútbol es una herramienta de solidaridad", señaló el presidente blanco, quien confió en que dicha iniciativa sirva para "estrechar los lazos de unión entre el club y el pueblo chino".

Dejá tu comentario