Riquelme desmintió los rumores sobre divisiones en el plantel de Boca

Deportes

Una vez más, Juan Román Riquelme salió hoy a desmentir los rumores sobre supuestas divisiones en el plantel de Boca y además ratificó que "siempre" quiere jugar, independientemente de su estado físico.

"Por más que me duela el culo, siempre quiero jugar. A mi me duele que digan lo que se dice de mi", aseveró el habilidoso mediocampista.

Sin guardarse nada, Riquelme puntualizó: "lo único que falta es que digan que soy puto..., pero no pasa nada. Ya estoy acostumbrado a los rumores. Me río de esas boludeces".

Asimismo, se quejó porque debió soportar varias acusaciones antes de la revancha con el Fluminense, ya que en aquella oportunidad no había podido practicar por una gastroenterocolitis.

"Tengo que aguantar que digan que me fui a mi casa porque me hice el enfermo. Algunos dicen cualquier cosa", remarcó el crack "xeneize".

El futbolista no ocultó su fastidio por los dichos de algunos medios sobre su estado físico en las horas previas al choque ante Fluminense de Brasil, debido a una gastroenterocolitis.

Además, salió al cruce de algunos rumores que indicaban que tenía una mala relación con sus compañeros, y soportó críticas porque se fue del estadio Maracaná sin saludarlos.

"Con lo que me pasó estaba muy enojado y por eso me retiré rápido de la cancha, porque no sé si voy a poder jugar otra semifinal de Copa", expresó en declaraciones a la prensa, en referencia a la derrota ante Fluminense.

En ese aspecto, sostuvo que "cada uno siente el fútbol a su manera" y se mostró muy dolido por la eliminación.

"Me dolió perder y estuve media hora encerrado en el baño antes de salir", precisó, en alusión al hecho puntual de haberse retirado rápidamente de la cancha sin haber saludado al público de Boca junto a sus compañeros.

"La virtud de Fluminense fue haber hecho cinco goles, hay que felicitarlos por llegar a la final. Lo de este grupo fue muy bueno: ganamos la Copa el año pasado y ahora estuvimos cerca de alcanzar la final. Otro llevan muchos años sin triunfos a nivel internacional", añadió.

Por otra parte, remarcó: "El hincha sabe que nunca le voy a faltar el respeto a nadie y que voy a dejar todo por la camiseta este club".

"No le creen ni al presidente del club (Pedro Pompilio), que estaba en el vestuario cuando terminó el partido y dijo que yo saludé a cada uno de los jugadores, como siempre hago cada vez que termina un partido, ganemos o no", concluyó.

Dejá tu comentario