20 de enero 2005 - 00:00

San Lorenzo fue práctico y contundente

San Lorenzo ganó porque fue más práctico y contundente. Es verdad que por momentos tuvo menos la pelota y hasta debió sufrir bastante los primeros 20 minutos, cuando sus mediocampistas no podían cortar el circuito futbolístico de su rival y porque River lo desbordaba por su sector derecho. Así se sucedieron las situaciones favorables para el equipo dirigido por Astrada: primero con un cabezazo de Leguizamón que salió cerca de un palo, después con otro de Ahumada que rozó el travesaño,más tarde con un rematede Sambueza que se perdió cerca del palo derecho y por último cuando Alvarez se recuperó a tiempo y le tapó con tiro con destino de gol a Abelairas.

Habría sido justo si en ese lapso del encuentro River hubiera sacado ventajas. Pero no lo logró, por tener deficiencias en la definición y no porque Orión tuvo una descollante actuación.

Sin embargo, bastó que Montillo y Luna se comprometieran más con el juego, sintonizaran la misma frecuencia futbolística para que San Lorenzo emparejara el juego. Con salidas rápidas, el equipo de Héctor Veira comenzó a encender la luz roja en la defensa rival. En una escapada de Luna, llegó el cruce de Crosa que lo tocó abajo derrumbando al habilidoso mediocampista de San Lorenzo. Penal, que Herrera transformó en gol.

Las debilidades defensivas de River comenzaron a aflorar, y otra vez Luna volvió a inquietar a Saccone hasta que Santana avanzó frontalmente, Tula no salió a cortar y el mediocampista de San Lorenzo que sacó un terrible derechazo que terminó ingresando en el ángulo derecho.

A pesar de sacar dos goles de ventaja, San Lorenzo siguió buscando más. Presionó en todos los sectores, creció la labor de Santana, mientras Montillo y Luna siguieron creando una sociedad inquietante para River.

Llegó el tercero de San Lorenzo, el segundo de Herrera en su cosecha personal. Los cambios que introdujo Astrada en River no modificaron el rumbo de un River que no podía adueñarse de la pelota y que cometía demasiados errores defensivos.

Es más hasta hubo más situaciones de peligro sobre el arco de Sacone, incluyendo un nuevo remate en el travesaño de Herrera.

Dejá tu comentario

Te puede interesar