Schwartzman tuvo su bautismo en el Masters de Londres con una dura derrota ante Djokovic

Deportes

El porteño Diego Schwartzman, 9 del ránking mundial, no pudo dar el golpe frente al serbio Novak Djokovic (1°), que lo derrotó con facilidad en dos sets en el debut de ambos en las Finales ATP que se disputan en la ciudad inglesa de Londres.

Schwartzman, de 28 años, se encontró con un Djokovic impecable, que no le dio posibilidad en la hora y 18 minutos de juego, para resolver el partido con parciales de 6-3 y 6-2 sobre la pista rápida del estadio 'O2' de la capital británica.

Embed

Djokovic inició de esta forma la búsqueda de su sexto título en el Masters de fin de temporada, algo que por el momento solo consiguió el suizo Roger Federer, ausente por lesión.

En la continuidad de la zona "Tokio 1970", el 'Peque' deberá esperar el resultado del cruce más tarde este lunes entre el ruso Daniil Medvedev (4°) y el alemán Alexander Zverev (7°), para saber su rival del miércoles.

Schwartzman fue el primer argentino en las ATP Finales en siete años, ya que el último en participar fue el tandilense Juan Martín Del Potro en 2013.

En la historia, se trató del octavo argentino que lo jugará en la rama de single después de Guillermo Vilas (campeón 1974), José Luis Clerc, Guillermo Coria, Gastón Gaudio, David Nalbandian (campeón 2005), Mariano Puerta y el citado Del Potro.

Pero toda esa expectativa se disolvió rápido, más allá que logró quebrar el saque de Djokovic de entrada (se puso 2-1 arriba), sin poder sostenerlo rápidamente.

De hecho, el serbio pasó al frente, aprovechó cada oportunidad y, ante cada golpe de escena que buscaba Schwartzman, le impedía emparejar, lo que le permitió imponerse 6-3.

"Después del quiebre que conseguí él recuperó rápido. Sentí que el primer set estuvo cerca todo el tiempo. Cometí muchos errores. Lo intenté mucho pero fue un partido duro, delante está el número 1 del mundo", confió el 'Peque'.

'Nole' ajustó sus tiros, se adaptó a lo que propuso Schwartzman y, al igual que ocurrió sobre polvo de ladrillo en la final del Masters 1000 de Roma, no le dio posibilidad en el segundo set (6-2).

"Siento que el score es un poco mentiroso. Como dije, en el primera set me sentí mucho más cerca que en el segundo. Fui superado, sí. La sensación es rara porque tuve mis chances", analizó Schwartzman, en conferencia de prensa.

Dejá tu comentario