Polémica por los derechos internacionales de la televisación

Deportes

En junio próximo vence el contrato y existen sospechas de que hay un proceso direccionado para favorecer a una empresa "tapada" como ganadora. La licitación se abrió el 18 de diciembre pasado y los sobres se abrirán el próximo lunes, en menos de un mes. Actualmente le pertenecen a Torneos y Competencias.

En los últimos años, el fútbol argentino no parece tener paz. Ahora un nuevo capítulo se abre en la convulsionada existencia de la Superliga con respecto a los derechos internacionales de televisación de los partidos de primera división. Surgieron dudas y suspicacias que podrían terminar en un verdadero escándalo, ya que existen sospechas de un proceso direccionado para favorecer a una empresa “tapada” como ganadora, según revelaron fuentes participantes de la negociación.

La convocatoria se abrió el pasado 18 de diciembre y el próximo lunes 20 -a tan solo un mes- se abrirán los sobres y se determinará la empresa ganadora que tendrá a cargo la televisación del fútbol argentino por todo el mundo, que en la actualidad está en manos de Torneos y Competencias.

El pliego de bases y condiciones del “proyecto para la implementación de un modelo transformacional de comercialización integral de los derechos de la Superliga profesional del fútbol argentino asociación civil, creación y gestión de un esquema de comercialización independiente”, consta de 45 páginas, con un sello “confidencial”, al que tuvo acceso Ámbito.com, y en el que se detalla la forma como se efectuará la licitación.

Sin embargo, uno de los sectores interesados elevó su voz y puso en alerta ciertas irregularidades que contiene el pliego. Informan que se le da a una empresa, a la que denominan inexistente y a la que se la tilda de “iniciadora”, la potestad de igualar una oferta 20% superior y, si aún así esa empresa pierde, el que gana tiene que pagarle 500 mil dólares, como una forma de resarcimiento.

En la página 10 del pliego, en donde se establece la fecha de suscripción (día hábil en que se suscriba el contrato entre la SAF y el adjudicatario; la fecha programada de inicio de las operaciones (1° de julio de 2020) y la garantía de mantenimiento de oferta existe un ítem denominado INICIANTE y dice: Significa ARGENTINA SPORTS RIGHTS MANAGEMENT LLC.

La duda es de dónde salió dicha empresa, cuyas compañías fundadoras son Fanatiz.com y 1190 Sport. La primera tiene base en Miami, pero no aparece en ningún registro, según fuentes consultadas. Otro de los puntos que se cuestiona es que una vez resuelta la compulsa, que no necesariamente ganará el que haga la mejor oferta, sino el que decida la Superliga, será la misma entidad la que pueda cambiar los términos del contrato y exigir cosas que no estaban en el pliego.

También se hizo hincapié en los tiempos del proceso de licitación. Dicen que la compulsa se convocó el 18 de diciembre y los sobres se abrirán el próximo lunes 20 de enero, por lo que no hay tiempo suficiente para desarrollar un proyecto mundial de asociación, marketing y producción, salvo que ya lo tenga cerrado la empresa “iniciadora”.

Todo hace pensar que, desde el comienzo, la empresa “iniciante” corre con ventaja respecto del resto por haber presentado primero -presuntamente- un proyecto de inversión y desarrollo comercial. “Piden que se explique en tan sólo un mes como se va a comercializar la Superliga en todo el mundo, quienes van a ser los socios en cada país y muchos otros datos imposible organizar en 30 días...”.

Al mismo tiempo establecen que los dos sobres, con la oferta técnica y con la oferta económica, serán abiertos el mismo lunes 20, volviendo a resaltar que existe un cierto grado de preferencia respecto de todos los demás interesados en participar del proceso de licitación. Una bomba en puerta está a punto de estallar en el fútbol argentino. Es cuestión de esperar algunos días. Por ahora, hay más dudas que certezas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario