22 de abril 2008 - 00:00

Abogados rumbo a Nueva York

Thomas Griesa
Thomas Griesa
Las principales autoridades de la Caja de Valores concurrirán a la audiencia convocada para fin de mes por el juez neoyorquino Thomas Griesa, que congeló bonos argentinos por un valor nominal de u$s 17.000 millones. El objetivo es demostrar que estos títulos no pertenecen a la República Argentina, sino que en realidad corresponden a un fideicomiso que custodia la propia institución.

Según los ejecutivos de la Caja de Valores, la decisión del magistrado no debería prosperar, es decir los bonos hoy congelados no podrían embargarse. «Estos títulos respaldan los préstamos garantizados que entregó el gobierno después de la crisis. No pertenecen al Estado, por lo que no tendría sentidoembargarlos», sostienen. La entidad designará abogados para que atiendan el caso, que obviamente serían distintos a los que defienden al gobierno argentino (el buffet Cleary Gottlieb).

El objetivo de los inversores norteamericanos que consiguieron este congelamiento es, finalmente, impedir que el gobierno pueda avanzar con el canje de préstamos garantizados previsto para los próximos meses. Ocurre que al efectuarse esta operación, las cámaras compensadoras de los Estados Unidos y Europa deberían devolver los Bonos Global al Estado. Pero, lógicamente, si los mismos están congelados resultaría imposible avanzar.

Dejá tu comentario

Te puede interesar