12 de febrero 2024 - 15:52

¿Acertará el Super Bowl lo qué pasará en los mercados?

Un tradicional predictor de fines de los ’70 suele ser tenido en cuenta por los inversores de Wall Street, aunque en los últimos años no estuvo muy certero.

SUPER BOWL AMAZON.jpg
Reuters

Un tradicional predictor de fines de los ’70 suele ser tenido en cuenta por los inversores de Wall Street, aunque en los últimos años no estuvo muy certero.

Como todos los años la final del campeonato de futbol americano (Super Bowl) es claramente el evento deportivo más importante en EE.UU. y además de concentrar la atención de los fanáticos y del millonario negocio de las apuestas deportivas también es seguido de cerca por los analistas e inversores de Wall Street. ¿Por qué? Ocurre que el resultado de la final es visto como un indicador que puede predecir el rumbo de Wall Street.

El domingo pasado la final se disputó entre el Kansas City Chiefs (KC) representante de la Conferencia de Fútbol Americano (AFC) y el emblemático San Francisco 49ers de la Conferencia Nacional de Fútbol (NFC), que tuvo como ganador al ahora bicampeón KC que se alzó con el codiciado trofeo Vince Lombardi.

Ocurre que hay un indicador del Super Bowl (SBI) que ha ganado cierta fuerza como predictor de la dirección futura de las acciones estadounidenses. La hipótesis, planteada por primera vez por el periodista deportivo Leonard Koppett en 1978, es la siguiente: que una victoria en el Super Bowl para un equipo de la AFC predice un mercado bajista en el próximo año. Por el contrario, una victoria de un equipo de la NFC presagia un mercado alcista.

Por lo tanto el resultado del domingo podría, en teoría, señalar el camino hacia una desaceleración del mercado de valores, y echar por tierra las esperanzas de los inversores de un mercado alcista.

La historia

¿Pero qué tan preciso ha sido el indicador en el pasado?, se pregunta Mark Sherlock, estratega de la gestora Federated Hermes (FH). “Desafortunadamente para los aficionados al fútbol de todo el mundo, la respuesta no es muy buena. Aunque el indicador nunca había estado equivocado en el momento de la tesis original de Koppett, su performance más reciente ha sido lamentable, acertando sólo seis veces en los últimos 20 Super Bowls.

Al respecto, Sherlock escribió antes del Super Bowl que como dirán los inversores acérrimos, la correlación y la causalidad son dos cosas muy diferentes. Si bien veremos el Super Bowl LVIII con interés -sobre todo por su legendario espectáculo de medio tiempo-, no contendremos la respiración para saber qué tiene que decirnos sobre futuros retornos. “Observamos que 2024 ha comenzado con ecos de 2020. Los mismos equipos que compitieron por el 54º Super Bowl, los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers, se volverán a enfrentar el domingo y parece más que probable que tengamos los mismos candidatos presidenciales (Joe Biden y Donald Trump) que se disputen de nuevo la Casa Blanca”, señaló el líder de portfolio de FH. Y si bien algunos pueden fijarse en el indicador del Super Bowl para predecir los futuros rendimientos del S&P 500, cabe señalar que en todos los años electorales desde la creación del índice Russell 2500 (empresas estadounidenses de pequeña y mediana capitalización), éste ha superado al S&P 500. “Sin duda, se trata de una tendencia que esperamos que se mantenga y que se repita en 2024", dijo Sherlock.

¿Qué dice la historia del indicador? En los últimos 10 Super Bowl, el saldo es negativo ya que en sólo dos ocasiones acertó, fue el del 2015 con el triunfo de los New England Patriots (AFC) y en 2021 cuando ganó Tampa Bay Buccaneers (NFC). En el resto, incluso el año pasado cuando también ganó Kansas City Chiefs (AFC), el mercado fue a contramano del pronosticador (2016 Denver Broncos-AFC, 2017 New England Patriots-AFC, 2018 Philadelphia Eagles-NFC, 2019 New England Patriots-AFC, 2020 Kansas City Chiefs-AFC, y 2022 Los Ángeles Rams-NFC).

Hay un tema no menor que genera problema con estos números del indicador. Es que debido a una combinación de movimientos de franquicia, expansión de la liga y cambios de conferencia, los objetivos del indicador del Super Bowl se han movido un poco en los últimos años con un signo de interrogación cada vez más grande sobre qué constituye la línea divisoria entre los equipos de la AFL y los de la NFL (entre ellos Pittsburgh Steelers). Cabe recordar que en los ’70 se fusionaron la AFL y la NFL.

De todos modos, algunos analistas destacan que Wall Street, según el índice S&P 500, ha tenido, en promedio, un mejor desempeño los años en los que el equipo de la NFC ganó y peor cuando el equipo de la AFC salió victorioso en la Super Bowl.

Ahora bien, dejando a un lado el Super Bowl o las victorias o derrotas políticas, las perspectivas de FH para el 2024 siguen siendo en términos generales las mismas. Son optimistas sobre los mercados estadounidenses y, en particular, sobre las perspectivas de las empresas de pequeña y mediana capitalización. “La economía estadounidense, y sobre todo el consumidor estadounidense, siguen gozando de buena salud y la lucha de la Reserva Federal (Fed) contra la inflación parece bien encaminada. Las estimaciones de ganancias para el S&P 500 en 2024 son de dos dígitos bajos y más altas para las SMID estadounidense (empresas de pequeña y mediana capitalización)”, sostienen desde FH. En tal sentido, las SMID estadounidenses también parecen atractivas desde el punto de vista de las valoraciones, y esta clase de activos continúa cotizándose con un descuento históricamente grande respecto a las acciones de gran capitalización estadounidense. “Si 2023 estuvo dominado por los 7 Magníficos, creemos que 2024 podría ser testigo de una mayor ampliación en beneficio de una cesta más amplia de acciones. Sin embargo, persiste cierto potencial de volatilidad, por lo que sigue siendo importante tener un sesgo hacia la calidad para mitigar resultados inesperados”, advierte Sherlock.

Dejá tu comentario

Te puede interesar