Cambios en Impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y el Monotributo: guía para 2022

Economía

Tres de los principales impuestos tendrán cambios en 2022. Todo lo que hay que saber sobre el Impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y el Monotributo.

Tres de los principales impuestos tendrán cambios en 2022. Todo lo que hay que saber sobre el Impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y el Monotributo.

Impuesto a las Ganancias

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) actualizó el piso para el pago del impuesto a las Ganancias para salarios superiores a los $ 225.937, lo que significó una suba del 29,1% respecto al último incremento a partir del cual se paga la alícuota.

Si se toma el plafón de $ 150.000 establecido en la ley 27.617 para comenzar a contribuir, el incremento fue superior al 50%.

El aumento en las remuneraciones alcanzadas por el impuesto a las Ganancias también se da para los salarios mensuales de entre $ 225.937 y $ 260.580 brutos.

La medida también exime del pago del Sueldo Anual Complementario a las trabajadoras y los trabajadores cuya remuneración promedio mensual del primer semestre no supere los $ 225.937.

"Con el objetivo de fortalecer el proceso de recuperación del poder de compra los trabajadores, en 2021 el nivel de salario a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias se incrementó en dos oportunidades", marcó el organismo público.

La primera fue cuando pasó a $ 150.000 brutos en junio de acuerdo a lo establecido por la Ley 27.617, mientras que la segunda fue un adelanto a cuenta del incremento anual que llevó el valor a $ 175.000 en septiembre.

El Decreto 620/2021 detalló que anticipaba de manera parcial la actualización anual, por eso el cálculo de enero se realiza con relación al valor inicial de $ 150.000.

Con la aplicación del 50,62% que surge del índice Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) que elabora el Ministerio de Trabajo, se actualiza también el mínimo no imponible, que quedó en 2022 en $ 252.564,84 por año.

A su vez, la deducción por cónyuge pasará a $ 235.457,25 mientras que por hijo es de $ 118.741,97 y llegará a $ 237.483,94 en el caso de los hijos incapacitados para el trabajo.

En el primer trimestre, el oficialismo impulsó un proyecto de Ley por el cual se actualizó el piso para contribuir por Ganancias a partir de los $ 150.000, cuestión que se hizo efectiva a partir de abril.

En su momento, el presidente Alberto Fernández aseguró que dicha ley permitía hacer "más progresivo el sistema impositivo, haciendo que paguen más los que más tienen y paguen menos los que reciben recursos sólo de un salario".

Agregó que con estos cambios se contribuyó a resolver "el poder adquisitivo de más de un millón de trabajadores y también jubilados que estaban afectados".

"Y los resultados son interesantes, ya que dejan de pagar el impuesto un millón 267 mil trabajadores, y es un beneficio para más del 90% de las personas asalariadas", acotó.

En septiembre, el Gobierno volvió a aumentar el piso, a modo de adelanto, a $ 175.000 mensuales, e incluyó a fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros en la exención del gravamen para instrumentos financieros denominados en pesos.

Desde el Gobierno, aseguraron que esa actualización permitió que casi un 1,3 millones de trabajadores continúen exentos de pagar el tributo.

Además en ambas oportunidades el pago de Ganancias también quedó exento con el pago del medio aguinaldo a los trabajadores.

El proyecto de ley de reforma del tributo impulsado por el oficialismo ingresó en la Cámara de Diputados en marzo y fue aprobado por amplia mayoría, para después trasladarse el Senado, donde también fue votado por la mayoría de los legisladores.

Uno de los cambios introducidos a último momento durante el tratamiento en Diputados establece que los ex presidentes y vicepresidentes de la Nación pagarán Ganancias sobre las asignaciones vitalicias.

Asimismo, se establece que la ley tendrá vigencia al 1 de enero de este año, por lo que el Gobierno devolvió los descuentos ya realizados a quienes les correspondieron.

Por otra parte, estableció que los gastos de guardería sobre niños de hasta tres años no pagan Ganancias hasta un tope anual de $ 67.000, mientras que se duplicó la exención por hija o hijo discapacitado y se eliminó el tope de edad.

También quedaron eximidos del impuesto los bonos productivos hasta un tope del 40% de la ganancia, y las horas extras de los recolectores de residuos.

Bienes Personales

La comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado dictaminó el proyecto que regresó en segunda revisión desde Diputados y que modifica los alivios en Bienes Personales, con el objetivo de sancionar la ley el miércoles próximo. Tras la victoria del Frente de Todos en la Cámara baja, el oficialismo de la Cámara alta olvidó sus pasos iniciales de octubre pasado y ratificará los beneficios -para más de 500.000 contribuyentes- pero con el agregado de suba de alícuotas en los patrimonios “más altos” -unos 16.000-, así como la fijación del 2,25% para bienes en el exterior.

En resumen, el objetivo del proyecto es avanzar con nuevos mínimos de $6 millones y de $30 millones para el caso de la “casa-habitación”, que se actualizarán por índice de precios. Lo que logró el Frente de Todos en Diputados -gracias a la impericia de los legisladores de Juntos por el Cambio Álvaro González (PRO) y Gabriela Brouwer de Koning (Evolución Radical)- fue aumentar las alícuotas en patrimonios de más de $100 millones -pasa de 1,25% a 1,5%- y de más de $300 millones, que abonarán 1,75%.

Todo esto fue avalado ayer por la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, que preside el legislador riojano Ricardo Guerra. Sin embargo, quien tomó la posta del discurso oficial fue la cristinista Juliana di Tullio. De hecho, y tras una queja de la macrista Guadalupe Tagliaferri por la conformación de la comisión, la legisladora le recordó que la misma había sido acordada por los jefes de bloque. Esta situación dejó mal parados a los referentes del interbloque, Alfredo Cornejo (UCR) y -el siempre silencioso cuando ocurren estos problemas- Humberto Schiavoni (PRO).

Quien salvó a ambos fue el rionegrino Alberto Weretilneck, aliado casi usual del Frente de Todos en la Cámara alta, que deslizó la idea de una integración temporaria de la comisión para tratar este proyecto y una nueva decisión sobre la cantidad de legisladores de cada bloque para el próximo período de sesiones ordinarias.

“Si lo que queremos desde el punto de vista de la progresividad de la escala del impuesto a la Ganancias, a partir de determinado nivel, es gravar con alícuotas crecientes, deberíamos establecer cuál es ese nivel y actualizarlo automáticamente, no debería estar delegada en nadie, no debería ser un instrumento político como ya ocurrió”, alertó el radical Martín Lousteau.

El Senador luego agregó: “En nuestro proyecto se hace una actualización automática del mínimo no imponible de bienes personales y debería ocurrir exactamente lo mismo con el impuesto a la ganancias, deberíamos tener un mecanismo automático no discrecional de ningún Estado, que puede reconocer la inflación acumulada o no, alterando la estructura tributaria”.

De cara al miércoles, el oficialismo sólo debe preocuparse por sentar a sus 35 legisladores, y a los aliados Weretilneck y a la misionera renovadora Magdalena Solari Quintana para dar iniciar la sesión y sancionar, después de unas horas de discursos, la ley que pretende el Gobierno.

Monotributo

Desde el 1 de enero de 2022 comenzarán a regir los nuevos valores para el monotributo que registrarán una actualización promedio del 26% para las obligaciones mensuales que pagan los contribuyente y para los topes de facturación cada categoría.

En ese sentido, hay que recordar que la ley 27.639 del Programa de fortalecimiento y alivio fiscal para pequeños contribuyentes que fue aprobada en el Congreso a mitad de año por una amplia mayoría, estableció un incremento excepcional de las escalas de facturación sin considerar la movilidad jubilatoria que comenzó a regir a mediados de 2021.

Fuentes oficiales explicaron a Ámbito que, a partir de las modificaciones y mejoras excepcionales introducidas al régimen simplificado por el Congreso a lo largo de este año, “los nuevos valores debieron calcularse utilizando la variación de la fórmula de movilidad jubilatoria para la segunda mitad de 2021”.

La modificación impulsada por el Congreso fue diseñada con un criterio progresivo de aumento en los topes que beneficiaba más a las categorías más bajas. Es por eso que los nuevos valores debieron calcularse utilizando la variación de la fórmula de movilidad jubilatoria para la segunda mitad de 2021.

El dato saliente es que el incremento de los topes de facturación estarán por encima de la inflación que hasta noviembre acumula una suba del 45,4%. Con la actualización de las escalas que regirá desde el próximo año, el incremento promedio ponderado por la cantidad de monotributistas en cada categoría ascenderá al 61,2% en el año.

Cómo quedan las nuevas escalas y cuotas del Monotributo

El lunes próximo la AFIP publicará las nuevas tablas en su portal para que los monotributistas puedan consultar las escalas y las cuotas mensuales. De todas formas, Ámbito accedió a algunos ejemplos: con la actualización del 26%, los pequeños contribuyentes de la categoría A que hasta ahora abonaban una obligación mensual de $2.646,22 en concepto de los tres componentes del monotributo -salud, jubilación, impositivo- pasarán a pagar $3.334,24. En tanto, el tope de facturación anual para la categoría A ascenderá de $370.000 a $466.000. En términos mensuales ahora podrán facturar en promedio hasta $38.850.

En tanto que un monotributista de la categoría B que paga una cuota mensual de $2.958,95 pasará en enero a abonar $3.728,29. En este caso, la escala pasará de $550.000 a $693.000 anuales de facturación. De esta forma el monto máximo mensual ascenderá a $57.750.

Por su parte, los contribuyentes registrados en las categorías más elevadas como la H pasarán a pagar $16.147,46 de obligación mensual desde enero de 2022 cuando durante la segunda mitad del año abonaron $12.789,38. El tope de facturación ascenderá un 26% para llegar a $3.276.011,15.

Dejá tu comentario