Ahora CGT negocia por jubilados y Ganancias

Economía

La suba escalonada del salario mínimo, en tres etapas hasta trepar a 980 pesos en diciembre fue sólo la primera escala de un pack de iniciativas que Hugo Moyano aceptó llevarle a Néstor Kirchner a cambio de conseguir la reunificación de la fragmentada CGT.

Logrado el aumento, la cúpula cegetista se reunirá en los próximos días para ordenar cómo se avanzará en otros pedidos. En agenda hay tres: subir jubilaciones, incrementar (en algún caso universalización) las asignaciones familiares y elevar el mínimo no imponible.

Es de suponer -al menos así lo deslizan en la sede de Azopardo-que el Presidente fue en su momento notificado de los términos del acuerdo que el camionero selló con Luis Barrionuevo, como Gerardo Martínez (UOCRA) y Andrés Rodríguez (UPCN) como mediadores.

De ese modo se conformó la «mesa chica» de la CGT, integrada por diez miembros -once cuando se suma Omar Maturano-para devolverle a la central oficial algún margen de institucionalidad luego del escándalo de San Vicente que paralizó su funcionamiento.

Hubo, en su momento, tres encuentros más o menos reservados para sellar el regreso de Barrinouevo y sus «luisitos» a la CGT, así como también un restablecimiento de la fluidez en el diálogo de Moyano con el estatal Rodríguez y Martínez, jefe de la UOCRA.

  • Tres planteos

    En adelante, según lo pactado entonces que volvió a discutirse en estas horas, la CGT elevará tres planteos específicos al gobierno. A saber:

  • Jubilaciones. En sintonía con la suba del salario mínimo, la CGT pedirá un incremento de los haberes jubilatorios, puntualmente los más bajos. Se habla de mejoras de 12% para quienes en la actualidad reciben entre 500 y 1.000 pesos; y de 10% para aquellos que cobran entre 1.000 y 1.500 pesos mensuales.

  • Ganancias. Asunto recurrente como un recurso para mejorar el salario de bolsillo, la mesa sindical volverá a la carga para pedir que se incremente el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias que en la actualidadse ubica en 3.200 para solteros y en 4.000 para casados. A mano alzada, fuentes gremiales indicaban ayer que se pedirá que se eleve el piso en alrededor de 1.000 pesos.

  • Asignaciones familiares. Responde a la misma lógica que los reclamos anteriores: no sólo lograr la suba del mínimo sino también mejorar el ingreso «de bolsillo». Por eso, pedirán que se incrementen los montos de las asignaciones que, además, suele variar una vez que se producen modificaciones en el salario mínimo.

  • Agenda

    El 19 de abril pasado este diario anticipó que el pacto de reunificación de la CGT, sellado entre Moyano y Barrionuevo, giraba sobre un elemento clave: conseguir a mitad de año una suba del salario mínimo que fijaron en 1.050 pesos. Finalmente fue 980 en etapas.

    En aquellas conversaciones, que tuvieron las sedes de la UOCRA y de la UOM como escenario si se quiere neutral, se convino empujar por una suba de salarios pero, en paralelo, incorporar planteos en torno a jubilaciones, asignaciones familiares y, cuándo no, mínimo no imponible.

    Esos tres temas retomará en los próximos días cuando se reúna le «mesa chica» de la CGT como paso previo a otra cita del Consejo Directivo de la central. Queda para más adelante otro reclamo sensible: un salvataje para las obras sociales sindicales.
  • Dejá tu comentario