22 de mayo 2024 - 09:05

Alerta entre empresarios argentinos y españoles por la pelea entre Javier Milei y Pedro Sánchez

Las advertencias de los inversores españoles luego del encuentro con Javier Milei generó, sin buscarlo, un punto en común con los empresarios locales: dudas por las reglas de juego del Gobierno.

JAVIER MILEI EMPRESARIOS ESPAÑA.jpg
Presidencia

Las declaraciones de Javier Milei sobre el presidente Pedro Sánchez no registra precedentes en la relación bilateral de Argentina y España. Los empresarios españoles lo saben y en un gesto inusual, lo resaltaron. Detrás hay en juego inversiones por casi u$s17.000 millones.

Las diferencias diplomáticas, tarde o temprano, se arreglan”, sostiene a este medio el ex banquero en el JP Morgan, Hernan Arbizu. Pero hacen mella en la credibilidad del Gobierno por parte del sector privado.

Así lo dio a entender la vocera del PSOE, Esther Peña, en rueda de prensa: “Los empresarios le dijeron a Milei que la inseguridad jurídica de argentina no invita a la inversión extranjera, ni a la tranquilidad de los que ya están invirtiendo allí, que cuando se empobrece a la mayoría de un país, poco negocio se puede hacer”.

En territorio nacional, la mirada de los empresarios locales con los que Ámbito tuvo diálogo no dista demasiado de la idea que sostiene la funcionaria española: un Gobierno que promete un modelo pro-mercado manda señales que, de mínima, distorsionan las reglas de juego y atentan contra los incentivos a invertir.

En el plano local, son varias las razones para sostener esta idea. En primer lugar, para aquellos sectores en los que Luis Caputo confía para traccionar la economía -oil and gas, minería, petróleo, intermediación financiera, economía del conocimiento, campo- la aplicación del 17,5% por impuesto PAIS cayó de sorpresa y no fue bien recibido.

Esto es porque desde la vuelta del cepo, en 2019, las empresas generaron reinversiones en sus sectores, cuyas ganancias no pudieron repatriar a sus casas matrices.

Para comienzos de 2024, con la llegada de Milei entendieron que el flujo de capitales generado no tardaría en habilitarse para ser girado al exterior, apertura del cepo mediante, como el Presidente había prometido garantizar en el corto plazo.

Sin embargo, la posibilidad se mantiene como una expresión de deseo: los dólares para abrir el cepo no están y el giro de dividendos y utilidades se realiza con una tasa efectiva del 50%.

¿Cómo se llega a ese porcentaje? Una fuente lo explica de esta manera: Una empresa internacional que invirtió en Argentina entre 2019 y 2024 y generó flujo de capital para repagar esas inversiones, contribuirá con el 35% de Ganancias + 7% de impuesto a la distribución de dividendos + 17,5% de impuesto PAIS.

“Para el sector de Oil&Gas, la tasa final no es competitiva contra las condiciones de inversión en otros activos globales que compiten con Vaca Muerta en el portafolio de las empresas extranjeras, poniendo en riesgo las inversiones en estudio para después de diciembre de 2024. Por ejemplo, en Brasil, el impuesto es 34,6%”, explica la misma fuente, y remata: “Es más atractivo invertir en el Brasil de Lula que en la Argentina de Milei.

Según las generadoras eléctricas, el principal problema de dicha carga impositiva es la brecha que genera con el tipo de cambio oficial que, de esta forma, asciende al 50%.

Esto termina desincentivando hacer giros de dividendos al exterior, a menos que la casa matriz pueda afrontar dicha diferencia”, explican en el sector.

La posibilidad de distribuir utilidades y dividendos al exterior de manera competitiva es la principal señal que los accionistas internacionales observan para determinar el ritmo de las inversiones para los próximos años. Asimismo, uno de los principales bancos que opera en el pais, prefiere matizar la demora de este proceso : “Hay que darles tiempo, recién comienzan y el camino hacia el orden macro está marcado”.

La mayoría de las energéticas tampoco se conformó con el ofrecimiento de un bono en dólares con vencimiento en 2038, que cotiza al 50% de paridad, para cancelar la deuda que CAMMESA contrajo con las empresas. Tal es así que el secretario de Energía, Eduardo Chirillo, anunció la ampliación del plazo para generar acuerdos individuales con las generadoras.

Leandro Mora Alfonsín, economista especialista en desarrollo productivo, entiende como un factor clave la estabilidad en las reglas de juego. “Si los contratos cambian con asiduidad, si no hay certeza sobre el repago de los mismos, si el marco normativo resulta cambiante, las operaciones asociadas a una inversión se debilitan y, cuando menos, no se profundizan”, advierte en base a los últimos acontecimientos.

No se seca la tinta del contrato que ya lo estamos incumpliendo. A la inversión le mandas la señal de que la credibilidad la tiras al piso”, sostuvo una fuente, en el mismo sentido. Si a esto se agrega la postergación de la actualización tarifaria, una transportista de gas advierte que el sector se queda, hasta el momento, con “sabor a poco”.

Del otro lado del Atlántico, los empresarios españoles también expresaron sus reservas sobre el terreno que Milei prepara para expandir la inversión -objetivo que motivó su último encuentro con inversores en la Embajada Argentina en Madrid, el sábado-.

Fue el caso del grupo BBVA, Santander, Iberia, Abertis, Naturgy y Telefónica que se plegaron públicamente a las declaraciones de Antonio Garamendi, Presidente de Confederación Española de Organizaciones Empresariales.

El referente sostuvo que las declaraciones de Milei son “fuera de tono”. “No es el sitio ni el lugar. No es lo que se pide a dos países amigos. España es el principal inversor europeo en Argentina”.

Para Hector Torres, ex funcionario del FMI, seguramente los empresarios españoles “comparten las preocupaciones de los empresarios argentinos”, con la diferencia de que ellos no están "encepados".

“Evidentemente, la iracundia de Milei agrega un ‘ruido’ adicional, que no creo que sea compensado por su declamada "fe" en el capitalismo”, sostuvo Torres a este medio. A su vez, considera que si Milei logra la apertura del cepo y el crecimiento económico, “le van a perdonar todas sus excentricidades”.

Juan Carlos Hallak, profesor titular de Economía Internacional de la UBA, entiende que las declaraciones del Presidente “contribuyen a un sentimiento de desmesura, imprevisibilidad e inestabilidad” y las analiza en clave geopolítica.

“No es bueno hacer declaraciones a un aliado natural, ¿quién nos va a apoyar en las negociaciones con el Fondo? ¿quién nos apoya con las negociaciones con la Unión Europea con el acuerdo que queremos llegar?, se pregunta el especialista. “Todo esto contribuye a un sentimiento que después nos cuesta caro en términos de pretender compensarlo con exenciones fiscales”, concluye Hallak.

Bajo una lógica similar, Alfonsín resalta la asociación entre países como una cuestión estratégica para promover negocios e inversiones, memorandos de entendimiento sobre transferencia tecnológica o la integración productiva y comercial.

Subestimar el peso de las relaciones internacionales en el marco de una estrategia para el desarrollo industrial es pensar en modo "manta corta", algo que reviste complejidad y mucha conducción política”, alerta el economista.

Dejá tu comentario

Te puede interesar