2 de noviembre 2001 - 00:00

Apuran reparto de ley del cheque

Diputados de todos los bloques del Congreso no pudieron finalmente ayer armar una sesión especial para establecer la coparticipación del impuesto al cheque, tal como habían exigido los gobernadores de casi todas las provincias, incluidos algunos aliancistas. Los jefes provinciales ya les habían hecho el pedido a sus diputados el miércoles por la noche y ayer redoblaron la presión, después de que se suspendieron las negociaciones con la Nación. Ahora todo quedó listo para el próximo martes. Para ese día, los diputados solicitaron una sesión especial para debatir la coparticipación del impuesto al cheque, tal como pidieron los gobernadores. A pesar de que durante todo el día se habló en el Congreso de una megaofensiva parlamentaria de la oposición liderada por los gobernadores para jaquear al Ejecutivo llegando a pedir desde el juicio político a Domingo Cavallo hasta la derogación de los poderes especiales. Pero finalmente se comprobó que el único tema solicitado para la sesión es el tratamiento de la ley de débitos y créditos bancarios.

Con el fracaso de las negociaciones, ya todos los gobernadores les dijeron a sus diputados que comenzaran a preparar el tratamiento legislativo de los cambios en la coparticipación del impuesto al cheque. Si esta acción se lleva o no a cabo el próximo martes dependerá de las conversaciones que Nación y provincias puedan continuar durante el fin de semana. Si el dialogo continúa, el avance parlamentario quedará como un apriete de los gobernadores.

En realidad, en el Congreso esperan que Cavallo se mantenga en la misma posición hasta la semana próxima, jugando con el ahogo financiero de las provincias. Especulan incluso que al final de las negociaciones el Ejecutivo pedirá que todas las medidas lanzadas por decreto por el gobierno sean ratificadas por ley. Por eso es que quiere utilizar como contraofensiva el cambio en la distribución del impuesto al cheque.

Ayer no sólo los peronistas garantizaron la concurrencia a la sesión del martes -especulan con llevar algo más de 80 diputados-. El gobernador mendocino Roberto Iglesias, se comprometió a aportar la mayor cantidad de radicales para sancionar el proyecto.

• Dos bloques

Anoche, los gobernadores de la Alianza, reunidos en la Casa de Chubut, analizaban, ante el fracaso del acuerdo con la Nación por la cancelación de las deudas de fondos coparticipables, la posibilidad de plegarse abiertamente a la ofensiva parlamentaria del PJ.

Durante los encuentros, se formaron dos bloques entre los mandatarios:
uno liderado por Rozas e Iglesias, que manifestaban una postura más dura frente a la Nación; y el otro, integrado por los denominados «moderados», encabezados por Verani y Lizurume.

Dejá tu comentario

Te puede interesar