Artilugio: acumula deuda el Estado con los proveedores

Economía

En enero pasado la Tesorería habría cancelado libramientos impagos de 2000 por cerca de $ 3.700 millones. Esto además de explicar el deterioro del resultado financiero de ese mes -cayó 43% interanual- también está vinculado con el superávit registrado en diciembre 2006.

Pero el dato preocupante es que luego el Estado no vino abonando los libramientos impagos, acumulando así más deuda, mostrando mejores indicadores fiscales y postergando los compromisos con los proveedores.

Al comparar los datos fiscales Base Caja del sector público nacional (ingresos y pagos efectivamente realizados) con el Devengado de la Administración Nacional ( imputando los ingresos y egresos según lo comprometido) del primer trimestre, surge un diferencial de más de $ 4.400 millones de gastos realizados.

Si bien el gasto devengado subió fuerte en el primer trimestre, la clave está en que lo hizo más que el gasto de caja. Para el Estudio Broda esto significa que se están acumulando libramientos impagos. O sea, que desde diciembre pasado la Tesorería recurre al tradicional mecanismo de los libramientos impagos -posterga el pago de facturas- para ganar aire fiscal, incrementando de esta forma la deuda con los proveedores del Estado.

Los datos del primer trimestre arrojan un nivel de gasto primario (corriente y de capital) Base Caja de $ 28.980 millones, lo que implicaun crecimiento interanual de $ 8.793, o de 43,6%. Por su parte el gasto primario Base Devengado fue de $ 24.568 millones, 46,7% más que un año atrás o sea $ 7.818 millones de incremento. Esto refleja la sospecha que no se están cancelando los libramientos impagos, dado que el gasto Devengado crece más que el de Caja.

  • Gastos corrientes

    Desde el punto de vista estructural son los gastos corrientes los que explican el gran desfase dado que según el Base Caja crecieron en el trimestre $ 7.322 millones, 42,6% más que en el mismo trimestre de 2006; mientras que de acuerdo con el Devengado aumentaron $ 7.062 millones, lo que representa un crecimiento interanual de 49,5%.

    En cuanto a los gastos de capital, el criterio Caja muestra un aumento de $ 1.472 millones en el trimestre, esto es 49,2% por encima de lo gastado efectivamente un año atrás; y según el Devengado crecieron $ 755 millones, sólo 30,3% mayor al primer trimestre 2006.

    Para la consultora Econline la marcha de los gastos discrecionales son los que implican un mayor deterioro al superávit fiscal, y en particular los que no están relacionados con la obra pública porque son más complicados de desactivar. «Los gastos primarios discrecionales crecen a tasas anuales superiores a 32% en los últimos doce meses. Ahora bien excluyendo la Obra Pública, el incremento interanual promedia 28% con tasas superiores a 40% en el último trimestre cuando a fines de 2006 lo hacían a 20%», explica Econline.
  • Dejá tu comentario