Producción automotriz caerá 50% después de cuarentena

Economía

Se espera que la recesión por coronavirus durará varios meses. Además, temen desabastecimiento de piezas importadas y menos exportaciones.es lo que proyectan las terminales según un informe de proveedores

Si hay un sector que no está urgido por retomar la actividad, salvo algún caso puntual, es el automotor, al menos desde el punto de vista industrial. Las plantas están paralizadas desde el comienzo de la cuarentena -algunas ya lo estaban desde antes-, pero el escenario de recesión que se presenta para cuando la pandemia ceda, sumado a problemas de abastecimientos de piezas por el cierre de fronteras, más la situación sanitaria de Brasil, destino principal de las exportaciones locales, hacen un cóctel que no justifica apuros desmedidos.

Esta presunción se confirma con informaciones que manejan los proveedores locales sobre los planes de producción de las terminales automotrices para los próximos meses, suponiendo ya solucionada la crisis por coronavirus. Según un “paper” de circulación interna al que pudo acceder Ámbito Financiero, la mayoría de las fábricas recortarán en alrededor de un 50% los niveles de producción que venían manteniendo hasta marzo. Hay que recordar que ya en el comienzo del año la actividad se encontraba a un ritmo bajo como consecuencia de la caída de la demanda interna como también de la externa.

El caso más destacado es el de Toyota que, tal como adelantó ámbito.com el viernes pasado, tiene previsto reducir a la mitad su producción en mayo, junio, julio y agosto, lo que implicará, a su vez, que trabaje en un turno en lugar de dos como venía haciendo hasta el momento. El dato de la automotriz japonesa tiene doble importancia ya que es el principal fabricante en el país y también la terminal que mejor venía resistiendo a la caída del mercado. Este recorte significará la producción unas 25.000 unidades menos que saldrán de Zárate este año. La terminal tenía previsto llegar a 127.000 vehículos.

Está claro que todas estas proyecciones se pueden modificar con el correr de los días, para bien o para mal, pero hasta hoy es la información que manejan las empresas. Todo también atado a la fecha en que se decida levantar la cuarentena para las fábricas. Si no hay apertura antes de que finalice abril, los cálculos actuales pueden variar.

El recorte de Toyota se repite, con variaciones, en las otras compañías. Fiat, por ejemplo, según este informe reservado, trabajaría sólo tres días en abril, en el caso de que se autorice la apertura de la planta de Córdoba. En tanto, en mayo, junio y julio estaría produciendo sólo 12 días en total. Estos esquemas normalmente responden a la necesidad de cumplir con pedidos de exportación o con la demanda de los planes de ahorro. En el sector, según datos de la asociación de concesionarias, hay todavía 90.000 vehículos en stock, pero no siempre los modelos disponibles son los que buscan comprar los consumidores.

Ford, por el momento, planea retomar la actividad el 4 de mayo, igual que Renault y Nissan, mientras que General Motors lo haría el 8 de junio. El Grupo PSA (Peugeot-Citroën) retomaría la actividad para terminar de producir unidades pendientes del nuevo 208 de fabricación nacional. Después adaptaría la actividad al cronograma para el lanzamiento del nuevo modelo que, por el momento, está previsto para julio, aunque dependerá de la evolución de la crisis sanitaria.

Según los datos que manejan los proveedores, General Motors retomaría la actividad recién el 8 de junio. En tanto, Mercedes-Benz lo haría antes de fines de abril si se levantan las restricciones. Por su parte, según los datos de autopartistas, Volkswagen tiene pensado comenzar a fabricar inmediatamente se la autorice en la planta de cajas de cambio en Córdoba. Hace unas horas, la automotriz comunicó a sus proveedores que el 20 de abril iniciaría la actividad en esa provincia y una semana más tarde -el 27- en General Pacheco. Esto se debe a que la mayor urgencia está centrada en la planta de autopartes que tiene una gran demanda desde el exterior ya que exporta el 90% de su producción a cerca de 20 destinos.

Honda, en cambio, ya no volvería a producir su modelo HR-V en la Argentina ya que había anunciado discontinuarlo desde mayo por el cierre abrupto por la cuarentena. Habían quedado unas unidades pendientes, pero el sorpresivo parate está haciendo replantear la utilidad de retomar la producción por pocos días para después levantarla definitivamente. Hasta hoy, la línea de producción sigue instalada en el lugar, por lo que la decisión podría revertirse.

Con esta situación, ADEFA deberá replantear sus proyecciones de producción para este año, que estaban fijadas en 360.000 unidades. Todavía es prematuro saber el impacto real porque los efectos de la pandemia van cambiando día a día.

PLANES DE PRODUCCIÓN DE AUTOMOTRICES

TERMINALES | CRONOGRAMA

FIAT: Retomaría el 21 de abril, trabajaría 3 días. Se estima que en trimestre mayo/junio/julio trabajaría en total 12 días con una cadencia de 290/300 vehículos/día.

FORD: Retomaría el 4 de mayo (podría atrasarse). Cadencia 110 vehículos/día.

GM: Retornaría el 8 de junio (podría atrasarse al 20 de julio) Pararía 3 semanas en julio y todo diciembre.

PSA: Terminaría 140 vehículos que tiene en línea y cerraría hasta nuevo aviso.

Renault: Retornaría el 4 de mayo en un turno con una cadencia de 130 vehículos/día.

Nissan: Retornaría el 4 de mayo en un turno con una cadencia de 60 vehículos/día.

Toyota: Retornaría la semana del 20 de abril con una cadencia de 290 unidades/día (antes eran dos turnos.)

Mercedes-Benz: Retornaría el 27 de abril en un turno. Cadencia diaria de 40 vehículos.

VW: Pacheco retornaría el 27 de abril en un turno por cuatro semanas. Cadencia diaria de 110 vehículos. Pararán las semanas 29/30/31 para la implementación de Tarek, Después de esta parada retornaría en dos turnos con 220 autos diarios. Córdoba comenzaría el 20/4.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario