Avanza ley para limitar despidos

Economía

Quedó ayer listo para ser tratado en la Cámara de Diputados un proyecto que congela por un año todos los despidos y sanciones a los empleados que testifiquen contra las empresas en juicios laborales. Firmada por el diputado y abogado de la CGT Héctor Recalde y por su compañero de banca kirchnerista, el transversal Miguel Bonasso, la iniciativa obtuvo dictamen de la Comisión de Justicia luego de haber avanzado también con éxito en la Comisión de Legislación Laboral.

«Los testigos ofrecidos por las partes en juicios laborales que se encontraren prestando servicios para la empresa demandada no podrán ser despedidos, suspendidos, ni con relación a ellos podrán modificarse las condiciones de trabajo, si no mediare resolución judicial previaque los excluya de la garantíaaquí prevista, conforme al procedimiento sumarísimo establecido en el art. 498 del Código de Procedimientos Civil y Comercial de la Nación o equivalente de los códigos procesales civiles provinciales», reza el artículo 1 de este polémico proyecto. Bajo la apariencia de evitar que los empleados sufran represalias laborales por declarar en juicio contra sus empleadores, el oficialismo parece tentado a incitar a los trabajadores a testificar contra las empresas casi impunemente sin entrar en consideraciones sobre el falso testimonio o el derecho del empleador a sancionar a los trabajadores que incurran en un evidente falso testimonio.

La protección especial establecida en este proyecto se extenderá desde la fecha de ofrecimiento judicial de la prueba testimonial que los individualice, hasta un año después de producirse la declaración respectiva ante el juzgado o tribunal interviniente. El artículo 2 va aun más allá y establece que «la violación por parte del empleador de la garantía establecida en el artículo 1º de la presente ley otorgará derecho al afectado a demandar judicialmente, por vía sumarísima, la reinstalación en su puesto, con más los salarios caídos durante la tramitación judicial o el restablecimiento de las condiciones de trabajo».

  • Fundamentos

    El proyecto, que podría disparar una nueva industria del juicio contra las empresas, menciona entre sus fundamentos «que se percibe cierta defección en la legislación actual respecto de la necesaria protección que cabe garantizar a aquellos trabajadores que son ofrecidos como testigos en juicios laborales en los que la empresa donde prestan servicios se encuentra demandada».

    El gobierno archivó, al menos durante la campaña, la promesa que hizo a los empresarios de frenar todo intento del moyanismo en el Congreso para avanzar con cambios laborales. La semana pasada ya se aprobaron en Diputados dos modificaciones que complican a las empresas en procesos de quiebra. El kirchnerismo ahora confirma que otros proyectos podrán ser votados esta semana. Héctor Recalde, diputado y asesor de Hugo Moyano, tiene casi 30 iniciativas listas en su Comisión de Legislación Laboral. Ahora insistirán con otro proyecto que obliga a las empresas a abrir sus balances y cuentas diarias a trabajadores, lo que podría complicarles hasta sus estrategias comerciales. Estas se suman a otras iniciativas, como la eliminación de los vales de compra de alimentos y de los topes indemnizatorios.
  • Dejá tu comentario