Banco Central complicado

Economía

• Nadie quiere dólares. Los bancos no le hacen caso a orden de Redrado de que compren más.
• Seguirá bajando hoy. Hay un fuerte ingreso de divisas por las exportaciones de granos.
• Así, reservas llegarán a u$s 40.000 millones.
• Dólar baja en el mundo, pero no atrae pase al euro o la libra. El real en Brasil, en otro récord.

El dólar bajó ayer otro escalón en el mercado mayorista, al descender desde $ 3,083 a $ 3,078, con gran oferta excedente de dólares que compró en su mayor parte el Banco Central. Aunque las casas de cambio mantuvieron la cotización en pizarra en $ 3,10, no se descarta que hoy la divisa perfore ese nivel si se mantiene la tendencia.

Varios informes que llegan de Wall Street vaticinan que el ingreso de divisas proveniente de los exportadores, además del ingreso de dólares financieros, llevará la cotización hasta $ 3,05, aunque debería producirse un rebote a partir de julio. Todo indica que el gobierno aceptaría una leve declinación de la divisa, considerando que las fuertes compras del Central complican el cumplimiento del programa monetario por la emisión de pesos que se requiere.

En el mercado mayorista, la divisa quedó con clara tendencia vendedora, ya que quedaron cerca de u$s 150 millones ofrecidos y sólo se demanda poco más u$s 10 millones. Esto significa que existen órdenes para comprar apenas un dólar por cada diez que entran.

Las compras de la entidad que preside Martín Redrado hicieron subir las reservas en más de u$s 100 millones: pasaron a u$s 39.484 millones. Se da casi por seguro que durante mayo se llegará a los u$s 40.000 millones, porque el Central continuará con intervenciones sostenidas. En el primer cuatrimestre de 2007, la institución ya adquirió 46% más (u$s 5.300 millones en total) respecto del mismo período del año pasado.

  • Alternativas

    En el Central manejan distintas alternativas para no tener tanta presión a la hora de intervenir en el mercado cambiario. Estas son las principales:

  • Auxilio del Tesoro: desde el Ministerio de Economía -que conduce Felisa Miceli- aseguran que el «fondo anticíclico», conformado con recursos del superávit fiscal, llega a los $ 7.000 millones. Mientras tanto, desde el BCRA esperan que el Tesoro salga a comprar dólares de manera más decidida para aliviar la emisión de pesos, que luego deben ser reabsorbidos para evitar más inflación. Por el momento, las compras por parte del gobierno continuarían siendo con cuentagotas, es decir, por montos poco significativos considerando el volumen de ingresos.

  • Compras por parte de los bancos: en lo que va de mayo, las entidades adquirieron poco más de u$s 100 millones. Pero tienen espacio para captar mucho más. La Posición General de Cambios máxima para el sistema que permite el Central se ubica en u$s 2.300 millones. Pero los bancos tienen menos de u$s 1.000 millones en sus activos (pueden ser títulos comprados en el exterior, recursos en cuentas de corresponsales, etc). Por lo tanto, tienen un margen importante para incorporar, lo cual aliviaría también parcialmente al Central. No se espera que las entidades completen el cupo, pero marginalmente podrían colaborar en la compra de divisas.

  • Colocación de un bono en pesos por parte del gobierno: la operación se efectuaría en diez días e implica un cambio en el plan de financiamiento, ya que hasta ahora se estaba emitiendo exclusivamente en dólares. El problema es que la mayor parte de los fondos para comprar los títulos provendría del exterior, con lo cual la emisión generaría todavía mayor presión a la baja para la cotización del dólar. Aunque el tema se analizó, no habría manera de restringir la compra de títulos emitidos por el gobierno sólo a inversores locales. La única manera sería que la colocación la efectúe el Banco Central, pero no serviría a los fines del financiamiento de las necesidades del Tesoro.
  • Dejá tu comentario