El Banco Central Europeo decidió mantener sus tasas en el mínimo histórico

Economía

La principal tasa se mantiene en cero, mientras que la tasa de depósitos -que se aplica al dinero que depositan los bancos en la institución- seguirá en -0,50%.

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sus tasas de interés a su nivel histórico más bajo de 0%, ante la persistencia del impacto económico de la pandemia del nuevo coronavirus, anunció el jueves una portavoz.

La principal tasa se mantiene en cero, mientras que la tasa de depósitos -que se aplica al dinero que depositan los bancos en la institución- seguirá en -0,50%, precisó la institución.

En conferencia de prensa, la titular del BCE, Christine Lagarde, advirtió que la actividad económica de la zona euro sigue "muy por debajo" de los niveles anteriores a la pandemia de coronavirus, si bien la demanda muestra una "recuperación significativa".

"Los datos recientes indican una recuperación constante, pero el impulso en el sector de servicio se ha desacelerado" agregó.

El BCE espera que la zona euro sufra una recesión menos profunda este año que lo que temía previamente, aunque es probable que la inflación continue por debajo del objetivo durante los años por venir, dijo la entidad en la actualización de sus proyecciones.

En lo que describió como un escenario de base, el BCE señaló que espera que el PIB se reduzca en 8,0% este año, una mejoría leve frente a la estimación previa de una contracción de 8,7% en junio.

Sin embargo, es probable que la recuperación también sea más lenta. El BCE espera que la economía crezca un 5% en el 2021, levemente menos que la previsión anterior de 5,2%. Y dejó sus proyecciones de inflación casi sin cambios, con un 0,3% previsto para este año, que aceleraría al 1,0% en 2021, un poco más de lo estimado en junio, y al 1,3% en 2022.

El BCE va a comprar deuda de la zona del euro por valor de hasta 1,35 billones de euros, al menos, hasta finales de junio de 2021, para "contribuir a relajar la política monetaria" y ayudar a compensar "el efecto a la baja de la pandemia en el ritmo de inflación".

El BCE confirmó que se compromete a seguir comprando deuda hasta que considere que "la crisis del coronavirus ha concluido".

Así, intenta que baje el interés de la deuda soberana de los países más perjudicados por la crisis económica, que ya tenían una deuda y déficit públicos elevados ante de la pandemia.

Unos tipos de interés elevados reducen la capacidad de un estado para financiarse porque aumenta el peso del pago de los intereses de la deuda en su presupuesto.

El Consejo de Gobierno espera que sus tipos de interés continúen en los niveles actuales, o en niveles inferiores, hasta que observe que las perspectivas de inflación suben hasta un nivel algo por debajo del 2 %, y se reflejen en la evolución de la inflación subyacente.

Asimismo, el BCE mantiene su anterior programa de compra de deuda a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros, conjuntamente con las compras con una dotación de 120.000 millones de euros adicionales que se realizan con carácter temporal hasta final de año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario