BCRA: "El sistema financiero se mostró resiliente"

Economía

“En los últimos meses el sistema financiero argentino demostró un importante grado de resiliencia ante un contexto desafiante, operando sin disrupción en la provisión de servicios de intermediación y de medios de pago”. Así lo indicó el Banco Central, al difundir el Informe de Estabilidad Financiera de noviembre, señalando que en este período, el sistema “conservó importantes márgenes prudenciales de liquidez y solvencia, dentro de un marco regulatorio prudencial en línea con los estándares internacionales”.

La entidad que dirige Guido Sandleris comentó que “el conjunto de entidades financieras operó en un marco de mayor incertidumbre -inherente al proceso electoral reciente-, en donde se registró una mayor volatilidad del tipo de cambio, salida de depósitos en moneda extranjera y crecientes presiones sobre los precios de los títulos públicos”. “A pesar de las presiones observadas sobre las condiciones y la composición del fondeo -que incluyeron la disminución de aproximadamente 40% del saldo de depósitos en moneda extranjera del sector privado desde mediados de agosto hasta fines de octubre-, los niveles de liquidez del sistema financiero se mantuvieron en línea con los niveles máximos históricos, sin cambios significativos”, comentó.

En este contexto, comentó que, “a partir de las normas macroprudenciales vigentes, los depósitos en moneda extranjera tienen como contrapartida fundamentalmente a los préstamos en moneda extranjera a empresas exportadoras y a activos líquidos en esta denominación”. Por su parte, “los indicadores de solvencia del sistema aumentaron respecto a marzo pasado, ubicándose por encima de los requerimientos mínimos prudenciales locales -con niveles de apalancamiento muy por debajo de los recomendados a nivel internacional-, y mostrando una adecuada verificación de los márgenes adicionales de capital”, agregó.

Frente a la debilidad económica observada, la actividad de intermediación financiera se redujo con respecto al último informe. Con un nivel de financiaciones al sector privado en descenso, el ratio de irregularidad de la cartera crediticia continuó creciendo -fundamentalmente, en los préstamos a empresas-, pero moderándose respecto al desempeño del semestre precedente. Dada la acotada exposición bruta del conjunto de bancos al riesgo de crédito y los elevados niveles de previsionamiento, resulta muy baja la proporción del capital del sistema financiero que podría verse afectada ante un mayor grado de incobrabilidad de la cartera irregular.

Por otra parte, a nivel estructural, las fuentes intrínsecas de vulnerabilidad del sistema financiero se mantienen acotadas. “El agregado de bancos muestra muy bajos niveles de profundidad del crédito –asociados a deudores poco apalancados-, operatoria basada en una intermediación del tipo tradicional con escasa transformación de plazos, en un marco de bajo grado de interconexión directa entre entidades”, señaló el BCRA. “A esto se suman los efectos positivos del citado marco regulatorio macroprudencial argentino que contribuye, entre otros aspectos, a que el proceso de intermediación financiera en pesos se desarrolle prácticamente con independencia de aquel realizado en moneda extranjera, y a que la exposición de los bancos al riesgo de crédito del sector público se mantenga baja”, concluyó.

Dejá tu comentario