Tensión en el mercado: rumores, sospechas y especulaciones

Economía

Los unos y los otros. Los sospechosos de siempre. Activismo en el Rofex. 2 Isasa dio algunas pistas. La estampita de moda. Head hunter rioplatense al acecho 2 ¿Y si Pesce copia a Zimbabue?

Una extensa e interminable lista de rumores, sospechas y especulaciones llovieron sobre las mesas de operaciones en los últimos días. Sin embargo, más allá del sainete criollo de las ventas “inconsultas” de bonos públicos por parte de dependencias oficiales, parecen haber sido dos grandes manos de afuera las que decidieron sacarse de encima la tenencia de bonos en pesos, aprovechando la polvareda.

Obvio, el BCRA les abrió la puerta. Lo cierto es que el mundillo financiero miró como cada día, desde el 13 por la ventanilla de los “Otros” se emitía a lo loco. Se trataba de los pesos que el BCRA emitía para comprar los bonos que otros ya no querían tener más. Claro que volvían a entrar, en cierta medida, por otra ventana, la de las Leliq. En la memoria colectiva del mercado sobrevienen los nombres de los co-conductores del festival de bonos de los ‘80, García Vázquez, Concepción y Machinea. Un operador recordó que todo explotó cuando los pasivos remunerados del BCRA, depósitos indisponibles, etc. (los Tidol, Denor, Tacam, Ticof, Bagon, Ledo, Leda, Lefa, Barra y otros) más que duplicaron la base monetaria (230%).

Hoy se está al 170%, similar a cuando sobrevino el Plan Primavera o cuando sobrevino la primera hiper inflación. Y hablando de hipo, cómo se recalentó el mercado de futuros, las terminales del Rofex se despertaron de cierta siesta. En realidad, como señaló un ejecutivo de una gestora que salió airosa de la masacre de bonos, el Rofex refleja el traspaso de carteras de CER a Dólar Linked (DL): “Como no hay mucha disponibilidad de productos DL, los fondos compran renta fija en pesos y compran futuros para cubrirse, y eso hace subir las tasas implícitas de los distintos contratos.

Ergo, como la tasas están altas, y se desarbitraron por expectativas, viene el BCRA y vende. Al respecto, el BCRA tiene capacidad plena para intervenir en el mercado de futuros, o sea, tiene todas las balas aún. Recordar que puede vender como u$s5.000 millones (solo habrá que saber qué piensa el FMI de esto). Además de monitorear al dólar blue y al “CCL”, las miradas están puestas en las estimaciones de inflación. Ayer un conocido profesional que monitorea precios desde hace largo tiempo, anticipó su lectura preliminar de junio por encima del 5%. Otro colega aportó variaciones de precios de alimentos, bebidas y productos de limpieza de dos dígitos en junio. Lo que es seguro, es que los índices de pobreza e indigencia seguirán deteriorándose. Penoso.

Cierta atención congregó el evento “Mercado de capitales del Cono Sur, desafíos y oportunidades”, organizado por CFA Society, en busca de pistas sobre el pensamiento de los reguladores de la región. En el caso argentino el vocero fue el director de la CNV, Matías Isasa, quien destacó que se está generando normativa para vehículos de inversión colectiva que apunten a financiar proyectos en diversas áreas como la inmobiliaria y de infraestructura. Respecto de los brokers dijo que la actividad estaba regulada con amplitud y ahora se ha reducido para que sean “sociedades de objeto único”.

En los pasillos, varios hombres del mercado chusmeaban sobre la novedad de que Cocos tenía ahora fondos de Allaria y por la cercanía de ambos. ¿Celos del mercado? Otro gestor, recién llegado de Wall Street, que se trajo la estampita, otra vez, de moda “In JePow we trust”, con una breve parada en Punta del Este comentó que la firma uruguaya Advise Wealth Management (gestiona más de u$s2.700 millones de activos) armó un ALyC en Argentina “AWM Valores” y se “robó” tres senior del BACS: Agustín Ortiz Fragola (ex-BST), Santiago Terra (ex-AdCap) y Luis Ignacio Baigorri (ex-AdCap, Puente, JPM).

Un banquero internacional comentaba el caso zimbabuense, quizás pensando en Pesce y en esquivar las iniciativas dolarizadoras: el Banco de la Reserva de Zimbabue planea emitir monedas de oro para que los ahorristas locales se protejan de la escalada inflacionaria (la tasa de inflación pasó del 132% anual en mayo al 191,6% anual en junio). ¿Se vendrá el Néstor de oro?.

Dejá tu comentario