Ante la máxima incertidumbre, los inversores apuestan por empresas globales

Economía

El sector podría traccionar inversiones por u$s 1.500 para la próxima década. Apuestan porque sea en la biotecnología donde surjan los próximos unicornios.

En medio de la máxima tensión económica, decenas de inversores y empresarios se reunieron este martes por la mañana en un hotel del centro porteño para analizar inversiones por u$s 1500 millones para la próxima década. Apuntan al sector de la biotecnología, en parte por algunas ventajas competitivas que tiene argentina, como un sector científico desarrollado, pero sobre todo por tratarse de compañías que puedan ser globales y saltar los “vaivenes” locales.

A metros del hotel Meliá, ubicado en la zona de retiro, desde un puesto de diarios se escuchaban las palabras “cambio, cambio”, en referencia a la venta del dólar blue, que cotizaba $260 a esa hora. Un local de venta de artículos para el hogar tenía un cartel que avisaba que estaba suspendida la comercialización de herramientas. Y en el estacionamiento, el cartel de papel con el valor de la hora estaba tachado, y tenía encima un nuevo precio, 20% mayor.

Pero dentro del hotel Meliá, en una sala completa, se llevaba a cabo el encuentro “La revolución biotech en el venture capital”, realizada por la Asociación argentina de capital privado, emprendedor y semilla (Arcap), que promueve la inversión de capital privado. El tema fue el potencial de la biotecnología en argentina, y la herramienta del venture capital para unificar el sector privado con el científico. Estiman que es desde este sector donde saldrán los próximos unicornios argentinos.

“En este día estamos todos mirando Twitter, viendo la coyuntura. Les propongo que paremos un poco. Para el venture capital y la ciencia hay que pensar en el largo plazo”, aseguró Matías Peire, vicepresidente de Arcap, al comienzo de su discurso. Según Peire, la biotecnología podría traccionar inversiones por más de u$s 1500 millones en la próxima década. Como ejemplo, mencionó que en Estados Unidos en la última década se invirtieron u$s 40.000 millones en proyectos, con más de la mitad solo en 2021.

“Estos días de coyuntura nos hacen pensar en el día a día, pero esta es la mejor apuesta que puede tener argentina para el largo plazo, tenemos con qué”, agregó Peire, quien es también fundador de Gridx, una de las aceleradoras de empresas de base tecnológica más grandes de la región. Estimó que en la próxima década podrían crearse 300 empresas, de las cuales más de la mitad podrían ser “competitivas en el mundo”. En la actualidad hay alrededor de 200 empresas de biotecnología. Fondos como Gridx invirtieron u$s 11 millones en 42 startups, de las cuales 20 ya levanta capital en el exterior. Trabajan 500 personas, y buscan crear 70 compañías más.

Sobre puestos de trabajo, Peire no dio una estimación, pero aseguró que podría ser una salida laboral para miles de científicos, por fuera del sistema público de investigación. Hay más de 50 mil investigadores, de los cuales el 64% está relacionado con ciencias naturales. Esa masa crítica de un sistema educativo y científico público consolidado es una de las grandes ventajas que destacaron los inversores, como “ejemplo de la región”. Otra de las ventajas son los “bajos costos”, que son un quinto que en los países desarrollados, según destacó Matías Bazan de Deloitte. Por último, se resaltó que la biotecnología puede aplicarse en diversas áreas, desde agricultura y alimentos, hasta energía y químicos. De hecho, el 60% de los insumos del mundo podría desarrollarse con biotecnología.

En uno de los paneles del encuentro, una de las preguntas más repetidas a los expositores de fondos de inversión que anticipaban sus próximas inversiones era por qué invertir en Argentina, y en este contexto de máxima incertidumbre. “Las oportunidades de ahora van a ser más caras mañana. Para esta semana que nos toca vivir, invertir en compañías globales es salirnos de la lógica de los vaivenes de la economía, todas las empresas miran el hoy, pero los problemas son los mismos que antes, porque las compañías son globales, plantean soluciones sobre alimentación, enfermedades o cambio climático, para todo el mundo”, manifestó Daniel Scacchi, director de innovación en Aceleradora Litoral.

Por su parte, Adrián Rubstein, de Cites agregó: “Los ojos del mundo miran la biotecnología, hace 15 años los inversores miraban un bono, pero en 2021 se inyectaron u$s 30 mil millones globales en este sector”. En tanto, Juan Soria, del fondo SF500 defendió la creación de startups para avanzar en nuevas compañías: “En Argentina hacemos buena ciencia, pero no somos tan buenos en transformar eso en innovación y crear empresas, hay que transformar eso y apropiar el valor acá”. En SF500, un fondo de inversión público-privado, planean invertir u$s 300 millones en la próxima década para crear 500 startups.

Dejá tu comentario