Según BMW, la Argentina es el país más complicado para importar, salvo Venezuela

Economía

La automotriz alemana anunció una inversión de u$s330 millones para la extracción de litio en el país. Sin embargo, vive una difícil situación por las trabas para ingresar vehículos.

Con el anuncio de una inversión en el país de u$s330 millones para la extracción de litio para baterías de autos eléctricos, anunciada la semana pasada desde Alemania, BMW Group amplía sus actividades en la Argentina. El CEO de la marca para Latinoamérica, Alexander Wehr, aseguró que ese monto podría ampliarse, en caso de que creciera la demanda de ese mineral, en una estrategia de diversificar los proveedores. “Después de la experiencia que tuvimos con la provisión de chips (N. de la R: ante problemas de una productor de microprocesadores, la industria automotriz mundial está enfrentando serios problemas para producir), nos dimos cuenta que es mejor tener alternativas de abastecimiento en todos los rubros. La Argentina es una buena opción para la provisión de litio” explicó en diálogo con Ámbito. Hasta el momento, el mineral que utiliza BMW era abastecido desde Australia.

La inversión de la automotriz se produce en un momento de restricciones a las importaciones de vehículos en la Argentina debido a la falta de dólares. El Gobierno está intentando que las empresas tengan equilibrio comercial para reducir el déficit del sector. Es por eso que las fábricas radicadas en el país deben aumentar las exportaciones y las inversiones para que les liberen dólares para importar. “La decisión de BMW no está relacionada con los problemas para importar” dijo Wehr, despejando dudas respecto a que el desembolso de divisas tuviera como objetivo facilitar las importaciones de 0 km. La marca alemana es una de las más afectadas por estas restricciones debido a que es una de las principales importadoras de autos, dentro de las empresas no radicadas.

En ese sentido, el directivo estimó que si no hubiera trabas al ingreso de vehículos, el mercado de lujo, en la Argentina, podría ser de entre 5% y 10%. “Con un volumen de ventas cercano a un millón de unidades, como el país alcanzó en algunos años, los autos premium podrían llegar a 50,000 unidades y nuestra marca tener un volumen de ventas de 12.000 vehículos”, señaló. Sin embargo, la situación es muy distinta. En 2020, comercializaron unas 1.300 unidades entre las marcas BMW y MINI y para el 2021 no tienen, por el momento, certeza de la cantidad que estarán autorizados a importar.

Periodista: En las actuales circunstancias, con cupo para importar, ¿BMW de Argentina es rentable?

Alexander Wehr: Con el volumen de vehículos que estamos pudiendo importar, no somos sustentables. El año pasado, el 50% de nuestra red de concesionarias trabajó a pérdida. Nos gustaría poder vender más, cinco o seis veces más, pero no es posible. Entendemos la situación del Gobierno pero esa es nuestra situación.

P.: ¿Este año recibirán un cupo mayor?

A.W.: No lo sabemos. Todavía no tenemos información oficial del Gobierno pero, si son volúmenes como en 2020, no nos alcanza para sobrevivir.

P.: Sacando Venezuela, ¿la Argentina es el país más complicado para importar autos en la región?

A.W.: Es bastante complicado (Risas). Nosotros podríamos traer más autos porque hay clientes para comprarlos pero entendemos la situación del Gobierno. También Brasil es difícil. Tiene aranceles altos

P.: No lo dijo abiertamente pero, por su respuesta, entiendo que es el país más cerrado para importar.

A.W.: Coincido con usted.

Temas

Dejá tu comentario