BNP Paribas se quedó con Fortis

Economía

El banco francés BNP Paribas llegó a un acuerdo para hacerse con el control de las actividades bancarias del grupo Fortis en Bélgica y Luxemburgo, cuyos gobiernos conservarán la capacidad de bloqueo en la entidad.

Según el pacto, presentado en una rueda de prensa por el primer ministro belga, Yves Leterme, y confirmado por BNP Paribas, la entidad francesa se hará con 75 por ciento de la división bancaria de Fortis en Bélgica y con 67 por ciento en Luxemburgo, mientras que los Estados mantendrán las acciones restantes.

Bélgica recibirá a cambio nuevas acciones de BNP Paribas por valor de 8.250 millones de euros, lo que convertirá al Estado en el mayor accionista del grupo francés, con 11,7%, según confirmó el banco galo. Mientras, Luxemburgo obtendría 1,4% del capital de la entidad.

La cotización de Fortis -cuyos títulos se negocian en las Bolsas de Bruselas y Amsterdam-será suspendida hoy, según anunció la autoridad reguladora belga, para permitir a los mercados evaluar el alcance del pacto.

El acuerdo cerrado ayer se materializará en dos fases. En una primera los Estados, que tienen desde el pasado fin de semana 49% de los títulos de Fortis banca, adquirirán 51% restante, que en el caso de Bélgica supondrá un desembolso de 4.700 millones de euros.

A continuación, las autoridades venderán a BNP las partes acordadas por cada uno de ellos (75% en Bélgica y 67% en Luxemburgo) a cambio de acciones en la entidad francesa (10% del capital para Bélgica y 1,4% para Luxemburgo).

Además, BNP Paribas se hará con la división de seguros de Fortis en Bélgica, mientras que Fortis Holding conservará la división de seguros internacional, Fortis Insurance International. Según explicó Leterme, en Bélgica se creará una nueva estructura financiera para alojar los activos «contaminados» de Fortis, que gestionará una cartera de créditos estructurados por valor de 10.400 millones de euros.

Esta sociedad será propiedad de Fortis Holding (66%), el Estado belga (24%) y BNP Paribas (10%).

El primer ministro aseguró que el plan supone una solución duradera para Fortis y una protección para sus clientes, e insistió en que el Estado garantizará que ningún ahorrista tenga dificultades.

Dejá tu comentario