Entran dólares del campo y crece el interés por los bonos ajustados por inflación

Economía

Se debe a que para los mercados se aleja la posibilidad de una devaluación descontrolada. Algunos creen que es momento de "entrar" sobre todo en el tramo corto. No obstante, advierten que, si el BCRA recupera reservas, se puede hacer un movimiento controlado del tipo de cambio.

Para los mercados el nombramiento de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía “eliminó el escenario de catástrofe” que se cernía sobre la Argentina. Consideran que con el nuevo ministro hubo un “giro saludable” en la política del Palacio de Hacienda, por lo que en consecuencia se alejó la posibilidad de una devaluación. Habrá una nueva paz cambiaria en los próximos meses, y en ese marco la deuda en pesos atada a la inflación vuelve a lucir como la opción más atractiva para preservar valor.

El nuevo escenario es el del “dólar soja” de $200 que puso en marcha el Ministerio de Economía con la idea de apurar la liquidación de divisas de parte de las cerealeras, que prometieron u$s5.000 millones. “Creemos que con las nuevas medidas económicas, las expectativas de devaluación van a ir cediendo con el correr de los días. En este sentido, esperamos una caída en los futuros de Rofex, y estimamos que si se empieza despejar en serio el escenario de un salto cambiario, es momento de pasarse de activos dólar linked a activos que ajustan por CER”, sugiere en un informe la administradora de fondos Adcap Grupo Financiero.

El mercado está empezando a ver cómo funciona el “plan Massa” que consiste en salir en lo inmediato de la situación de estrés para luego ir ordenando las diferentes variables económicas. “No es todavía un game changer, pero está en la forma, al menos, y por eso somos más positivos respecto a la deuda soberana y al contado con liquidación”, plantea Adcap. Para la consultora después del canje de deuda de agosto se pudo recuperar el financiamiento en pesos a nivel local por lo que “el corto plazo empieza a lucir mucho mejor”.

Walter Morales, CEO de la administradora de fondos WISE, consideró que “el repunte de los bonos CER va a existir porque la inflación vino para quedarse por un tiempo más”. En ese marco, los operadores consideran que en esta etapa de la gestión de Massa en Economía no hay todavía “medidas claras”, todavía, para enfrentar el crecimiento de los precios.

Morales planteó que los bonos en pesos ajustables por CER “vienen subiendo desde el jueves de la semana y están comprimiendo las tasas”. Aunque para el CEO de WISE la ola de mayores subas para los papeles ajustables por inflación “ya pasó”.

La desconfianza que tienen todavía los mercados es que los u$s5.000 millones que tiene por objetivo Massa para septiembre son considerados como un “ingreso habitual” en el marco de las liquidaciones de divisas que hacen los operadores.

No obstante ello, en la primera rueda de negociaciones luego de que se publicara el nuevo esquema para las cerealeras, el Banco Central logró sumar u$s140 millones, acelerando el ritmo de acumulación. Para Morales, en realidad, con el dólar soja “el gobierno le está poniendo un nuevo valor para el dólar mayorista, de $200”.

Nery Persichini, Head of Research de GMA Capital señaló que “las condiciones de corto plazo lucen más favorables que en el pasado, especialmente por la posibilidad de engrosar reservas, tasas de interés reales menos negativas y estabilidad cambiaria”. “Pero también hubo ganancias considerables de 30% en promedio con bonos CER desde fines de julio que invitan a ser cautelosos”, advirtió el analista quien precisó que “el mix riesgo-retorno más adecuado está en el tramo corto de la curva CER, que ofrece cobertura ante un escenario negativo de inflación”.

Javier Marcus, gerente de negocios de Southern Trust planteó la paradoja de que al contrario de lo que supone la mayoría, que el ingreso de dólares aleja la posibilidad de una devaluación, en realidad la aproxima. “Hace una semana no tenías las reservas necesarias", explicó.

Marcus señala que "una vez que tenés reservas líquidas tenés la posibilidad de hacer una devaluación controlada” El especialista consideró que “la deuda CER sigue mejorando seguramente con esto va a mejorar porque la demanda para entrar en pesos pesos va a ser mayor”.

Una de las señales que esperan los operadores es la próxima licitación de deuda del Tesoro del 16 de septiembre. El mix de bonos que salga a ofrecer la secretaría de Finanzas dará la pauta sobre cuál puede ser el recorrido de la deuda CER en el corto plazo. Marcus consideró que el Tesoro tiene que salir con “cautela”. Básicamente, debería evitar hacer un testeo. “Que no trate de salir con algo largo que el mercado termine rechazando”, señaló.

Dejá tu comentario