Bueno para la inflación: contienen gasto público

Economía

En febrero, por primera vez en ocho meses, el aumento de la recaudación impositiva fue mayor (27% contra 24%) que el del gasto público. Es clave esto por el impacto en la inflación de la expansión continua que viene haciendo el gobierno. Más allá de 0,4% de inflación del mes pasado, que fue sin duda una buena señal, el alza de los precios al consumidor continúa, y apuntando a repetir 12% este año. El superávit fiscal primario en febrero fue de $ 1.900 millones (u$s 630 millones), y si el gobierno lograra mantener cierta prudencia con el gasto, podría llegar a ser de u$s 8.000 millones todo el año. ¿Podrá contenerse? Difícil, teniendo en cuenta los antecedentes.

El gobierno logró cerrar febrero con un superávit de $ 1.904,2 millones, un nivel superior al esperado originalmente, lo que le permitió acumular en los primeros dos meses del año $ 3.505 millones, según informó ayer la Secretaría de Hacienda que dirige Carlos Mosse. Este resultado fue, además, superior a los $ 2.443 millones que se habían previsto para estos dos primeros meses del año, según las proyecciones del Ministerio de Economía, y a los $ 3.010 millones de igual período de 2005. «Es la primera vez que el aumento de recaudación supera el gasto en 8 meses: 27% contra 24%», dijo el economista Miguel Bein.

Fue gracias a este resultado fiscal que el gobierno pudo avanzar en la suba del mínimo no imponible para el Impuesto a las Ganancias, por lo que unos 400.000 asalariados y otros 100.000 autónomos dejaránde tributar por este rubro o pagarán menos.

Esta modificación implica una reducción de los ingresos fiscales de $ 1.500 millones al año, pero en Economía sostienen que parte de esta merma (unos $ 400 millones) será recuperada a partir de otros impuestos ligados a un mayor consumo.

• Compromiso

También merced a este mayor superávit fiscal, es que el gobierno se comprometió, en el artículo 24 de la Ley de Presupuesto, a reducir la imposición en Bienes Personales, pero según adelantaron fuentes oficiales, su impacto fiscal resultará bastante menor.

El superávit del primer bimestre se ubicó así en 14,1% por encima del mismo período del año pasado
.

Según declaró ayer la ministra de Economía, Felisa Miceli, «el esfuerzo fiscal y la recaudación impositiva sirven para darle más solidez y sustentabilidad» al programa económico.
La ministra explicó que la compra de dólares por parte del Tesoro en el último mes y medio sirvió para «producir un aumento en los recursos públicos en moneda dura». Miceli se refiere concretamente a los muy buenos niveles de recaudación provenientes de las retenciones a las exportaciones. Sin embargo, la mayor parte del incremento de la recaudación impositiva se debe al IVA, un impuesto vinculado con el consumo interno y que mejora con la inflación.

El ahorro fiscal de febrero se ubicó también $ 534 millones por encima del que se registró un año atrás, que había sido de $ 1.370 millones. Superó también en casi $ 1.000 millones al proyectado para el primer bimestre del año, que para Economía debería ubicarse en $ 2.443 millones, para poder cumplir con la meta anual de $ 19.350 millones del Presupuesto de este año. Hasta ahora, el ahorro fiscal cubre 18,5% de la meta anual proyectada en la Ley de Presupuesto 2006.

Los ingresos corrientes de febrero llegaron a $ 11.140,9 millones y se registraron gastospor $ 9.899.6 millones.
El superávit se logró pese a que en febrero pasado se pagaron intereses por deuda interna y externa de $ 1.695 millones (en febrero 2004 fueron $ 1.205 millones). En remuneraciones, el Estado gastó $ 1.297 millones, $ 177 millones más que en igual mes del año pasado.

• Clave

La clave del superávit de febrero se debió fundamentalmente a los niveles de ingresos provenientes de la recaudación impositiva. Según los datos de la AFIP, en febrero se obtuvieron unos $ 10.481 millones, lo que implicó un crecimiento de 27% contra el mismo mes de 2005. En lo que va del año, se acumulan unos $ 21.646 millones, 26,9% más que el mismo período de 2005.

El panorama para los próximos meses es aún mejor para el gobierno. Sucede que
entre marzo y mayo la mayoría de los grandes contribuyentes nacionales y las empresas tienen que complir con el pago de los saldos de Gananciasy a los Bienes Personales.Desde el gobierno, dado el muy buen 2005 (tanto en la rentabilidad de las empresas como por la inflación), se espera una recaudación récord que debería superar incluso la marca de mayo de 2004 de unos $ 12.367 millones. En Hacienda se especula con que la recaudación de mayo de este año superaría los $ 13.000 millones.

Dejá tu comentario