La canasta básica subió un 4,7% en diciembre (acumuló 39,1% en 2020)

Economía

Una familia de cuatro integrantes necesitó $54.207 para no ser pobre. En tanto, se requirió $22.680 para no caer bajo la línea de indigencia.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) registró en diciembre un aumento del 5,1%, lo que determina que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesitó percibir ingresos por $22.680,97 para no caer en situación de indigencia. A lo largo de 2020, la canasta marcó una suba acumulada de 45,5%, muy por encima del dato de inflación general.

Según informó el INDEC, por su parte, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7 % en diciembre, por lo cual el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $54.207,53 para no caer debajo de la línea de la pobreza, mientras que el acumulado del año cerró con un aumento de 39,1%.

La diferencia en el incremento entre ambas canastas se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la Canasta Básica Total y están congelados desde principios de año, mientras en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subió en los últimos meses.

La inflación minorista en el 2020 fue del 36,1 %, con un alza del 42,1% en Alimentos y bebidas, incremento que no fue mayor debido a los acuerdo de precios y el establecimiento de “precios máximos” para algunos productos en medio de la pandemia.

La perspectiva en los primeros días de 2021 no parece ser mucho más alentadora. Es que durante la primera quincena de enero, según la agrupación Consumidores Libres el precio de la canasta básica de alimentos se incrementó un 2,15%. En el desglose, se destaca la suba en el sector Almacén, con aumentos marcados en harina de trigo (5,9%), fideos (5,5%) y leche (2,8%). Las carnes tuvieron un alza del 5,1% en los primeros quince días del año, con incrementos en asado (3,6%) y paleta (7,7%).

A raíz de esta tendencia alcista, desde el Gobierno buscan aplacar los incrementos con acuerdos sectoriales, avanzando con mecanismos para desacoplar los precios de los commodities internacionales de su incidencia en los costos de los alimentos en el mercado interno. Lo que se suma a los controles en distintos productos de la canasta que están incluidos en los programas Precios Máximos y Precios Cuidados.

Dejá tu comentario