Carne: un acuerdo a medias

Economía

Las partes en conflicto intentan un arreglo, pero los precios para consumo siguen firmes. La cadena lechera enfrenta una situación compleja.

… que, mientras siguieron febriles negociaciones para destrabar el tema de la carne al filo de los 30 días de prohibición de exportaciones anunciados por el Gobierno, y más aún después de que la embajadora de Israel, Galit Ronen, amenazó con suspender las compras en el país, el malestar creciente de los productores se hizo sentir en distintos lugares como Pergamino (adonde debía concurrir el presidente Alberto Fernández); en Junín, donde estaba el gobernador Axel Kicillof; y en otros varios lugares.

Los armados espontáneos, o no tanto, pero sí por fuera de la Mesa de Enlace, preocupan a propios y ajenos; por un lado, porque no hay contención formal (institucional), y por otro, porque el conflicto podría escalar rápidamente si la respuesta oficial no es la esperada por el campo. Es que a pesar de los alertas, durante el mes de “no” exportaciones de carne, los daños registrados fueron varios, al margen de la disminución de divisas ingresadas durante estas últimas semanas (que se podrían compensar si se liberara totalmente el mercado). Por caso, los precios internos para el consumo local subieron entre 4,5% y 8% promedio, según los cortes, afectando a los consumidores, mientras que los de las vacas conserva para exportación tuvieron bajas variables (hasta 10%), lo que perjudicó especialmente a los criadores y a los tamberos, que perdieron, al menos por unos días, un mercado impensable para colocar un rubro (la vaca vieja) que casi no tiene demanda local.

Simultáneamente también se perdió el mercado de referencia (Liniers), ya que los productores prefieren vender en forma directa y con menos gasto en su propia zona, por lo que ahora los funcionarios carecen de precios referenciales transparentes como los de un mercado físico. La nueva propuesta oficial de flexibilizar la restricción, bajando ahora las exportaciones alrededor de 35% durante otros dos meses (ya que los acuerdos como Hilton, Cuota EE.UU., Kosher, o 481 a Europa, quedarían afuera de la restricción), e incrementando la oferta de cortes a precios populares a unas 12.000 toneladas (en lugar de las 8.000 t anteriores) parece más una salida de compromiso (para el Gobierno) que una solución al problema que, necesariamente debe ser estructural, de mediano y largo plazo.

De ahí también que el resurgimiento de una idea de Plan Ganadero sea tomada con escepticismo por los productores, en especial, por la “insistencia” en concentrar el grueso de las acciones en los pequeños productores, que justifican una parte muy menor de la producción, y muchos de los cuales ni siquiera están en condiciones bancarias para recibir créditos bonificados, ni beneficios especiales para los insumos. A su vez, “se pone la ejecución en cabeza de los gobernadores, más interesados en la inmediatez de las partidas que en los proyectos de largo plazo”, se quejó un dirigente .

… que una reciente frase poco feliz de un alto funcionario de Agricultura siguió causando escozor entre los tamberos que son, además, uno de los grupos más afectados al haber bajado el precio de las vacas conserva (viejas) de tambo por la falta de exportaciones a China. El hombre en cuestión sostuvo que “sólo el amor supera a la leche”, frase rara y que, en todo caso, no se condice con la crítica situación que viene soportando el rubro, ya que Argentina ostenta uno de los precios más bajos al productor u$s0,32 por litro (unos u$s0,30 durante mayo). Y, mientras Uruguay sigue creciendo fuerte en exportaciones (en especial, de leche en polvo y manteca), aprovechando el precio internacional que sigue rondando los u$s4.000 por tonelada de leche en polvo; el vecino Brasil vuelve a importar por el alto precio interno, aunque Argentina no podría aprovechar estas compras. de acuerdo con un informe del Rabobank publicado por el OCLA, “El crecimiento de la oferta global en las principales regiones de exportación también se estancó. Sin embargo, la producción de leche de EE.UU. sigue a gran velocidad y Nueva Zelanda logró un final sólido 2020/21. El crecimiento de la oferta fue positivo en América del Sur, pero se espera que el aumento de los costos de los alimentos y la inflación moderen el crecimiento interanual en el segundo semestre de 2021. Rabobank espera un modesto crecimiento interanual de la producción de 1% durante los próximos 12 meses para los 7 grandes regiones de exportación”.

También destaca que la “pandemia está lejos de terminar” y que la campaña de vacunación podría tardar hasta finales de 2023 en completarse. Sin embargo, algunos grandes mercados lácteos (EE.UU. y China) se están acercando ahora a niveles prepandémicos en la demanda de lácteos a través de los canales minoristas y de servicios de alimentos. China sigue impulsando el comercio mundial con importaciones muy visibles en los primeros meses de 2021 y pilar principal de sostenimiento de los precios. Rabobank todavía espera volúmenes de importación interanuales más suaves en el segundo semestre de 2021, y esta sigue siendo la clave determinante de la demanda que configura los precios de los productos lácteos en 2022.

Temas

Dejá tu comentario