Cavallo: "Argentina es capitalismo sin mercado y socialismo sin plan"

Economía

«La política económica argentina es hoy un capitalismo sin mercados y un socialismo sin plan.» Con este tipo de frases Domingo Cavallo presentó en los últimos días ante el Consejo de Relaciones Internacionales de Washington su último «paper» como profesor de la Universidad de Harvard. El trabajo, llamado «La Argentina y el FMI durante las dos administraciones Bush» y al que tuvo acceso este diario, es en general un análisis histórico de las relaciones entre el país y el organismo financiero desde los '90, e insistió como principal argumento en que el Fondo es uno de los principales responsables de la crisis económica argentina; especialmente al momento de salir de la convertibilidad.

El ex ministro de Economía cuestiona también abiertamente a la quita de 75% que propuso el gobierno de Néstor Kirchner y advierte sobre las consecuencias que esta oferta tendrá en todo el sistema financiero y especialmente en las AFJP.

Las principales definiciones del informe preparado por Domingo Cavallo, y que hasta ahora sólo tenía circulación universitaria en los Estados Unidos, son las siguientes:

• Un default sobre toda la deuda y la imposición de una significativa quita sobre ésta sólo agrava el problema. Se necesita conducir una reestructuración ordenada de la deuda y encontrar la forma de proteger los fondos de pensión, los ahorros argentinos y las instituciones financieras.


• En la práctica, la Argentina no obtuvo ninguna ayuda proveniente del FMI.
Por el contrario, esta institución demoró en responder sobre cuestiones y propuestas propias acerca de cómo conducir el proceso de reestructuración de la deuda.

• El FMI hizo públicos comentarios de la mano de
Anne Krueger, respecto de un futuro Mecanismo de Reestructuración de la Deuda Soberana (SDRM por sus siglas en inglés) que estaría listo para ayudar a la Argentina. Por lo tanto, todos los mercados se mantuvieron expectantes a estos comentarios y asumieron que el FMI aplicaría en el caso argentino el mismo acercamiento que éste usaría en futuras crisis.

• Las declaraciones de Anne Krueger de que en un futuro el SDRM requeriría a la nación deudora imponer temporariamente controles de cambio para prevenir la fuga de capitales fue particularmente dañino para un sistema financiero argentino que había comenzado a sufrir una corrida sobre los depósitos en dólares.

• El resultado de esta salida del mercado fue desastroso. La imposición de una quita drástica sobre la ya reestructurada deuda doméstica destruyó la base contractual de la economía
.

• Esta fue implementada a través de una «pesificación» compulsiva de los contratos señalados bajo ley argentina. Y esta acción, combinada con la flotación del tipo de cambio, generó un devaluación extrema del peso que sucesivamente conduce a una gran devaluación de todos los activos financieros domésticos, incluyendo los depósitos bancarios y los activos de los fondos de pensión, y una brusca pérdida en los salarios reales.

• Las dos administraciones de los presidentes Bush tuvieron un rol fundamental en la Argentina. Mientras la primera ayudó a la presidencia de Menem a abrazarse a las ideas de un nuevo orden mundial conducido por Estados Unidos, la segunda ofreció al gobierno de Duhalde los argumentos que resultarían en el abandono de aquellas ideas y la restauración de un paradigma peronista que dominó la política argentina y el pensamiento económico entre 1945 y 1990.

• La solución a los problemas de la Argentina vendrá con una completa reorganización institucional que debería incluir desde una reforma del Estado hasta una reforma de los mercados
.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario