Confirmó ayer Techint que invierte u$s 680 millones

Economía

Paolo Rocca, CEO y principal accionista del Grupo Techint, le anunció a Néstor Kirchner que su controlada Ternium/Siderar invertirá u$s 680 millones a lo largo de los próximos cuatro años para elevar de los actuales 2,4 millones de toneladas a 4 millones de toneladas anuales la capacidad de producción de acero de su planta de San Nicolás. Este plan de inversiones había sido adelantado hace un par de semanas por Daniel Novegil, CEO de Ternium/ Siderar, en un seminario sobre pymes y cadenas de valor.

De todos modos, el tema central del diálogo de Rocca con el Presidente fue la energía. Según trascendidos provenientes de la Casa Rosada, el empresario le habría prometido a Kirchner « acompañar al gobierno en todos los proyectos tendientes a incrementar la capacidad del sistema». La versión agrega que Rocca habría explicado que Techint es hoy tanto un gran consumidor (la energía eléctrica es una de las principales materias primas de su producción de aceros planos y tubos), así como un proveedor a través de sus controladas Techpetrol y Techgas. Rocca también le aseguró al Presidente que incrementarán sus inversiones en proyectosde exploración y de búsqueda de nuevas reservas de gas y de petróleo, que se canalizarán a través de esas dos subsidiarias.

  • Gasoducto

    En lo que hace al « acompañamiento», es obvio que se habló del gasoducto del noreste, destinado a traer gas boliviano y que viene tropezando con las dificultades conocidas por la situación política en ese país.

    Rocca le recordó a Kirchner que durante el año que está a punto de concluir el grupo llevaba invertidos u$s 520 millones (de los cuales u$s 200 millones fueron a la planta de San Nicolás), lo que llevaba al total de inversiones en el país en el pasado lustro de u$s 1.300 millones. En la empresa de Rocca se negaron a proporcionar detalles del encuentro, y desde el gobierno no se informó si el empresario mencionó cuánto proyectan invertir en los próximos cinco años. Sin embargo, fuentes de las dos partes descartaron de plano que en el encuentro se hubieran tocado temas como la sucesión en la Unión Industrial Argentina (UIA), en la que Techint obviamente tiene un rol crucial, y tampoco cuestiones que desvelan al empresariado como la crisis energética, controles de precios o el proyecto de ley de accidentes de trabajo, por citar sólo algunos. «Fue una charla cordial con el Presidente de un empresario que es optimista respecto de la evolución de la economía del país», dijo una de las fuentes consultadas.
  • Dejá tu comentario