Cortan el gas a empresas y a todo Chile por crisis energética

Economía

• Nunca en 36 años hubo tan baja temperatura en mayo como ayer. • Quedaron así al desnudo las deficiencias: el consumo de energía eléctrica fue récord y se extendieron los cortes de gas a empresas. • A Chile se le cortó totalmente el suministro, hasta a hogares, pero le habían avisado. Usaron reservas. Prometieron reabastecerlos.

La baja temperatura registrada ayer, en especial en Capital Federal y provincia de Buenos Aires, que provocó la sensación térmica más baja de los últimos 36 años, puso en evidencia las dificultades que tiene el país en materia energética. Todo el servicio de gas natural que está bajo la modalidad de interrumpible está prácticamente cortado desde ayer y en algunos casos desde la semana pasada.

Los cortes comenzaron a extenderse ya a los que tienen servicio firme pero que, según los últimos contratos firmados, pueden ver afectado el suministro durante 40 días al año.

La escasez de gas natural -que es mayor a la de los años anteriores- se explicaría porque el consumo residencial en Capital y GBA creció alrededorde 20% durante este mes con respecto a mayo de 2006.

Pero además todavía hay una central de generación eléctrica que sigue funcionando a gas, porque es un ciclo combinado y sólo puede reemplazar el fluido con gasoil, que está escaseando. A su vez, la central no puede dejar de generar electricidad porque todavía hay 900 megavatios que deberían llegar del Comahue y no pueden ingresar a Capital y GBA ya que sigue indisponible el transformador de Transener que se incendió en Ezeiza el 17 de este mes.

Con todo, el sistema energético por ahora puede responder a la demanda. Pero nadie se atreve a pronosticar en la Secretaríade Energía que dirige Daniel Cameron qué puede ocurrir si el próximo invierno sorprende y las temperaturas mínimas registradas ayer duran más de 40 días, que es el máximo previsto por las autoridades del área para frío extremo.

  • Servicio firme

    En el área de MetroGas, que incluye toda Capital Federal y sur y oeste del GBA, desde el jueves 24 se cortó el servicio interrumpible a empresas y desde ayer comenzaron los cortes a industrias que contratan servicio firme, y se esperra que estas suspensiones se intensifiquen entre hoy y mañana, hasta llegar al máximo que se puede cortar, que es de 2 millones de metros cúbicos diarios.

    Sin embargo, la situación no sería tan crítica porque, según se afirma, esta distribuidora es la que está suministrando alrededor de 4 millones de metros cúbicos diarios a una generadora eléctrica, mientras que desde las privatizaciones, las usinas son las primeras en quedarse sin fluido cuando baja la temperatura y aumenta la demanda residencial.

    En la zona de concesión de Gas Natural Buenos Aires Norte (norte del conurbano), todos los usuarios industriales grandes y medianos (88 en total) están sin gas desde ayer y se estima que el corte durará hasta el fin de semana. Son empresas que por lo general tienen parte del servicio en condiciones interrumpibles y otra parte firme. Las pymes a las que no se les cortó suman, en tanto, unas 15.000 empresas.

    En esta distribuidora, la suba en el consumo residencial, que alcanza niveles récord con respecto a mayo del año pasado, también se cubre con la planta de almacenamiento de gas que se utiliza en las horas de mayor demanda doméstica (entre las 7 y 9 de la mañana, y las 19 y 23 horas). Llamativamente, en las provincias patagónicas la temperatura se mantuvo en niveles habituales para esta época del año, por lo cual ayer no hubo restricciones en el área de Camuzzi Sur, y hoy no tendrán gas dos usinas eléctricas y una industria.

    En cambio, en el centro de la provincia de Buenos Aires, atendido por Camuzzi Pampeana, hubo temperaturas extremas en lugares como Mar del Plata y Tres Arroyos que llevaron a cortar el servicio a todas las empresas con interrumpible.

    En algunos casos, las industrias tienen guardado gas del mes anterior en zepelines o salen a comprar fueloil o gasoil en el mercado, lo que a su vez aumenta la presión sobre la demanda del último combustible. Se estima que además hay algunas industrias que deciden parar la producción por la semana en que se espera no contar con gas.

    Las distribuidoras consideraron poco significativa la desobediencia a la orden de cortar. «La gran mayoría acata la decisión, y si no, además de las multas, se les inician acciones legales», dijo una gasífera.
  • Dejá tu comentario