BICE lanzó una línea de créditos por $400 millones para asistir a municipios

Economía

Los créditos estarán destinados para la compra de bienes de utilidad para enfrentar la pandemia. Tendrán un plazo máximo de 60 meses, un período de gracia de 3 meses y deberán priorizar la producción nacional.

El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) lanzó este miércoles una nueva línea de créditos por $400 millones para asistir a municipios en la emergencia sanitaria. De acuerdo a lo informado en un comunicado oficial del Ministerio de Desarrollo Productivo, este leasing tendrá como destino la compra de equipamiento médico, informático, ambulancias y vehículos utilitarios, entre otros bienes de utilidad para enfrentar la pandemia.

Los préstamos tendrán un plazo máximo de hasta 60 meses y un período de gracia de 3 meses. Se otorgarán hasta $15 millones por municipio y los bienes a adquirir deben priorizar la producción nacional, excepto en los casos donde no haya sustitutos o el mercado local no pueda cubrir la demanda.

El Ministro del Interior, Wado de Pedro, y el Presidente del BICE, José Ignacio de Mendiguren, firmaron un convenio para poner en marcha estos préstamos y se comprometieron a trabajar en forma coordinada para que los municipios puedan adoptar acciones que mitiguen los efectos de la emergencia sanitaria.

“Estamos muy contentos de poder firmar este convenio que nos permite llegar con créditos de manera directa a los municipios del país para que puedan reforzar sus sistemas de salud durante esta pandemia. Es una herramienta más para seguir articulando políticas federales que ayuden a sostener el esfuerzo que venimos realizando todos los argentinos y argentinas para cuidarnos”, dijo el ministro De Pedro.

Por su parte, De Mendiguren sostuvo que “la pandemia es también una oportunidad para fortalecer de manera permanente nuestras capacidades sanitarias. Esta línea va en esa dirección: invertir en bienes que sirvan para atender la urgencia y también para el día después”.

Según el balance fiscal difundido este martes por el Ministerio de Economía, las transferencias desde el Estado Nacional a las provincias para enfrentar la crisis por el Covid-19 explicaron una parte importante del aumento del gasto, que desembocó en un déficit fiscal de $228.821 millones durante el mes de abril.

En función de los datos publicados, el salto en las mismas fue del 906%. Las administraciones provinciales recibieron Adelantos Transitorios del Tesoro por $23.346 millones, con un incremento interanual de $8.300 millones en las transferencias provenientes de las Instituciones de la Seguridad Social a fin de cubrir necesidades extraordinarias de las cajas previsionales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario