Lo que se dice en las mesas

Economía

Esperando la carroza de los DEG. Más críticas a la SIMI. ¿El BCRA anclará a menos del 2% mensual? El mercado critpo ya es 4 veces la Argentina. Grayscale avisa.

Tras el feriado XXL retornó a pleno la temporada de reuniones virtuales entre consultores, gurús, banqueros y gestores. Una preocupación común: ¿llegará a tiempo la nueva asignación de DEG del Fondo? Hoy todo parece controlado pero mejor que no aparezca ningún Viejo Vizcacha. Por lo menos, es lo que intenta el equipo económico instruido por el binomio presidencial. El ministro Guzmán no para de recibir criticas del mercado, sin embargo, un prestigioso e histórico consultor se refirió a él diciendo que si bien solo piensa en la coyuntura, no come vidrio. Considera que bajó mucho el riesgo de una crisis o híper antes de las elecciones. Destacó la moderación y el profesionalismo del equipo económico a pesar que no tiene un plan ni estrategia de largo plazo. Pero cerró su charla afirmando “estamos fritos”.

En otro encuentro virtual donde se fustigó el accionar de la Secretaria de Industria por el manejo de las SIMI (permisos para importar), ya un clásico de todo gobierno -el zorro amigo en el gallinero- ya que hasta Macri puso a varios ex-UIA a manejar esas áreas (un verdadero coto de caza, sobre todo para sectores sensibles como el textil, dicen estos consultores), hay mucha preocupación por el abastecimiento de insumos, ni que hablar de piezas y accesorios importados. Esto puede conspirar con la recuperación de varios sectores manufactureros. De algún lugar tendrán que salir los “verdes” para mantener cierto flujo de importaciones. Por otro lado, se habló mucho de la inflación y la estrategia de anclar el tipo de cambio. El dato que aportó uno de los principales gurús es que el test es abril-junio, porque si la inflación baja muy poco, vendrá un anclaje más marcado, o sea, un crawling peg que comience con 1 por mes.

Como toda fiebre financiera la de las criptomonedas sigue a toda orquesta. Un economista argentino con décadas en Wall Street aportaba el dato que por primera vez la capitalización bursátil de las “altcoins” superó los u$s2 billones (más de cuatro PBI argentino). Lo que trascendió esta semana fue que la empresa que está detrás del mayor fideicomiso de criptomonedas del mundo, Grayscale Investment, tiene la intención de convertirlo en un fondo cotizado en Bolsa tan pronto como los reguladores estadounidenses lo permitan. GI va a convertir los u$s39.000 millones de Grayscale Bitcoin Trust en un ETF. Todo está en manos de la SEC pero parece una avalancha ya luego que varios emisores presentaron solicitudes después de que los primeros ETF del bitcoin de EE.UU. comenzaran a cotizar en Canadá en febrero.

El que reapareció fue el llamado “Dr. Doom” (Dr. Catástrofe), el economista Nouriel Roubini. Un conocido gestor local compartió con un colega sus principales definiciones:

  1. Los mercados financieros están extremadamente frágiles. Hay tasas de política cero o negativas en las economías avanzadas. Las condiciones son muy laxas. Se están viendo valoraciones exageradas, burbujas, toma de riesgos y apalancamiento generalizados;
  2. El mercado de valores cotiza a ratios de PER ajustados cíclicamente que no se han visto desde 1999 o 2000 cuando hubo una explosión de burbujas. La espuma del mercado de valores se ha desplazado a otros mercados creando burbujas en SPAC, criptomonedas y hedge funds;
  3. Si la tasa a 10 años en EE.UU. supera el 2% a fin de año habrá un aumento en los rendimientos reales lo que podría ser el detonante que realmente golpee los mercados de valores en EE.UU. y en todo el mundo”;
  4. En los próximos dos o tres años podrían verse una serie de choques de oferta negativos que pueden conducir a inflación y luego estanflación;
  5. La Fed podría no ser capaz o no estar dispuesta a subir las tasas si la inflación sube porque los altos niveles de deuda pública y privada conducirían a una crisis financiera si lo hicieran y 6) No descartó otra explosión como la del fondo de cobertura Archegos. Hay muchos jugadores que han asumido demasiada influencia, demasiado riesgo, y algunos de ellos van a explotar.

Dejá tu comentario