Cristina pidió a la CGT acuerdos mínimos para sostener el modelo

Economía

"Kirchner sentó las bases, Cristina lo hizo sustentable, ahora es tiempo de profundizarlo", dijo Juan Carlos Schmid "y el movimiento obrero está dispuesto a ayudar y apuntalar esto", sintetizó el dirigente gremial para explicar la esencia del encuentro que mantuvieron durante dos horas con la presidente Cristina de Kirchner. Según reseñaron el dirigente de Dragado y Balizamiento y Omar Plaini del Sindicato de Canillitas, se habló de todos los temas económicos y sociales, "aunque de ninguno en particular", aseguraron. Cabe señalar que a nivel oficial nadie informó acerca del contenido de la reunión, solo lo hicieron los sindicalistas y una vez que traspasaron las puertas de la Casa Rosada.

Plaini puso como ejemplo, que se habló del tema de las obras sociales pero en el marco de la problemática de la salud que incluye a tres actores (las prepagas y el sistema nacional de salud). Aunque, reconoció que se mencionó la importancia que tiene para la CGT que se apruebe el proyecto de prepagas que se encuentra en el Congreso. El proyecto de ley de reparto de ganancias también fue parte de lo charlado pero dentro del marco de los temas generales como la necesidad de ir afianzando la mejora de la distribución de la riqueza. Sin embargo, también hubo algunas quejas puntuales, como la que hizo el titular de la carne, José Alberto Fantini quién cuestionó que el plan "carne para todos" generó problemas con los frigoríficos. La queja de Fantini habría sido puntual y tomó por sorpresa a más de un gremialista presente en la reunión.

La Presidente les pidió que tengan mesura en los reclamos salariales, solicitud que ya había manifestado en más de una oportunidad. En concreto, la semana pasada Cristina cuestionó el paro de petroleros en Santa Cruz incluso mencionando las perdidas económicas que representó esa medida. La idea presidencial es reflotar el "Acuerdo del Bicentenario" aunque en esta oportunidad no se le dará ningún título ni tampoco "se llenarán actas", explicó Plaini.

Dentro de este mismo contexto, la primera mandataria recibirá este miércoles a la Unión Industrial Argentina y luego convocará a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y a las entidades representantes de las Pymes.

"El planteo fue discutir todos los temas pendientes de la Argentina, desde la situación tributaria hasta las principales cuestiones económicas", explicó Schimid. "Los temas generales pasan por cuidar fundamentalmente este modelo económico que comenzó en el 2003; ver cuales son los niveles de inversión que se necesitan hacia el futuro; cómo afianzar una mejor distribución de la riqueza; cómo continuar con la creación de empleo y cómo mejorar la infraestructura del país". Para los gremialistas estos temas son para "pensar una Argentina a 25 años".

Ante la pregunta: ¿Qué cambio respecto de las otras convocatorias presidenciales" Plaini respondió: "no cambio nada, lo que hablamos es de una Argentina para el largo plazo, para los próximos 25 años", concluyó.

Ya Cristina había dicho hace poco que no quería que el modelo "cayera en saco roto". Según comentan en Casa Rosada el propósito de estas reuniones sería lograr una serie de consensos que establezca que determinados pilares que son la base de un modelo y no consecuencia "viento de cola".  

Cristina Kirchner estuvo en la reunión acompañada por los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Economía, Amado Boudou, mientras que Moyano asistió junto a una veintena de dirigentes de la plana mayor de la central, entre ellos Schmid, Plaini, Julio Piumato, Gerardo Martínez y Antonio Caló.

Dejá tu comentario