2 de diciembre 2008 - 00:00

Define Cristina al nuevo titular de la AFIP: ¿seguirá Moroni?

Alberto Abad
Alberto Abad
El gobierno tendrá que definir antes del 10 de diciembre el funcionario que ocupará un cargo clave para la economía: el titular de la AFIP. Ese día vence el mandato de Claudio Moroni, que a su vez reemplazó en marzo pasado a Alberto Abad. Es por eso que Cristina de Kirchner tendrá que definir quién se ocupará de la recaudación y administración de los impuestos durante los próximos cuatro años.

Según fuentes de la Jefaturade Gabinete, hay actualmente en carrera dos personas: el propio Moroni y el ahora titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Ricardo Echegaray; que hasta marzo ocupaba la titularidad de la Dirección General de Aduanas (DGA) y que debió salir del puesto por una pelea con Abad que terminó eyectando a ambos del organismo.

Según fuentes oficiales, las posibilidad de Moroni y Echegaray son similares.

El actual recaudador tenía un cierto perfil bajo, desde que asumió en lugar de Abad, y se define como un funcionario eminentemente técnico.

  • Explicaciones

    Sin embargo, en los últimos días aumentó sus acciones ante Néstor y Cristina de Kirchner, al participar activa y mediáticamente en la defensa del paquete anticrisis que lanzó la Presidente el lunes de la semana pasada.

    Moroni fue el encargado de explicar las bondades del plan de blanqueo, aclarar que se respetará la ley de lavado de dinero y de mencionar ante el matrimonio por qué había que ser optimista en cuanto al resultado del plan. Además, fue el instructor sobre la necesidad de ampliar la moratoria previsional a todos los impuestos e instrumentar los planes de pagos, el pago al contado y las cuotas a liquidar en el programa de regularización de deudas. La velocidad en las explicaciones de Moroni ante el matrimonio y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y ciertos conocimientos prácticos que expuso sobre la evolución futura del IVA y Ganancias luego de la aplicación del plan, hicieron que la visión oficial sobre su continuidad creciera.

  • Valor agregado

    Echegaray también tiene su valor agregado en Olivos. Se trata de un funcionario de amplia confianza ante la mirada del propio Kirchner, con el que trabaja desde que el ex presidente era gobernador en Santa Cruz y Echegaray administraba la aduana local. Luego pasó a la Nación, para ocupar la Aduana, en una convivencia con Abad que con el tiempo se demostró explosiva.

  • Incentivo

    Hay un incentivo extra para que Echegaray desembarque en la AFIP. Se sabe que a poco de andar chocaría con la titular del Ministerio de la Producción, Débora Giorgi, ya que ambos tendrían mecanismos radicalmente diferentes de enfrentar los problemas del campo.

    El traspaso de Echegaray antes de la colisión sería una salida elegante para el titular de la ONCCA.

    Hace unos días, ambos funcionarios se refirieron al tema. Echegaray dijo, sobre su posible nombramiento, que «son versiones. Soy funcionario de carrera administrativa y seguiré trabajando en la ONCCA porque ésa fue la misión que me encomendó la presidente de la Nación, Cristina de Kirchner, en un proyecto político que acompaño desde su comienzo». Por su parte el titular del AFIP, Claudio Moroni, prefirió no profundizar en la probabilidad de que sea reemplazado por Echegaray y afirmó: « Versiones hay siempre y de todo tipo. Y la verdad es que cualquier funcionario que esté capacitado para hacerlo será bienvenido en este gobierno».

    La AFIP es un ente autárquico que se maneja con su propio presupuesto, formado por 2,7% de la recaudación impositiva. Su titular debería permanecer cuatro años en el cargo y sólo ser reemplazado cuando termine este período, situación que no ocurrió con Abad.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar