Las reservas volvieron al nivel que tenían antes de los DEG

Economía

La autoridad monetaria cerró noviembre con ventas por u$s890 millones (ayer fueron u$s135 millones). Las cotizaciones del dólar finalizaron estables. Aseguran que no habrá problemas para pagar el vencimiento del FMI.

Pasaron poco más de tres meses desde que la Argentina recibió los u$s4.334 millones en concepto de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la situación de las reservas internacionales del Banco Central volvió al punto de partida, luego de haber subido de manera transitoria. Según el último dato disponible de la entidad que conduce Miguel Pesce, hay u$s41.549 millones, una cifra que es $500 millones más baja que la que había el viernes 20 de agosto, antes de que llegaran los dólares del organismo internacional.

Las divisas que le asignaron al Tesoro argentino corresponden a la parte de la emisión de DEG del FMI de u$s650.000 millones decidida este año para que los países socios tuvieran fondos para combatir la pandemia de covid. En el caso de Argentina, en cambio, el destino es pagar vencimientos. La llegada de ese dinero, más la suba del precio de la soja, es lo que animó al ministro Martín Guzmán a aguantar el año electoral sin firmar un acuerdo con la entidad, ya que al contar con fondos no iba a ser necesario refinanciar nada en 2021.

El lunes 23 de agosto pasado, las reservas brutas subieron a u$s46.306 millones, y empezaron a descender lentamente hasta quedar en los niveles actuales. Un mes después de ello, el 23 de septiembre, el presidente Alberto Fernández ingresó los DEG al Presupuesto 2021 mediante un decreto de necesidad y urgencia, el 622, y sobre ello, hizo una emisión de Letras de Tesorería al BCRA por hasta u$s4.334 millones. El decreto señala que el producido de la operación se debe aplicar íntegramente al pago de vencimiento con el FMI. Una parte de ello, u$s2.470 millones, ya se hizo, y ahora quedan u$s1.900 el 18 diciembre. Ese es el punto que plantea dudas de algunos analistas en el actual contexto de escasez de divisas. No obstante, el economista y consultor Iván Carrino señaló a Ámbito que “no va a haber problemas para pagar el vencimiento, aunque ello va a ser a costa de reducir las reservas internacionales y deteriorar el activo del Banco Central que queda cada vez más integrado por títulos públicos que no tienen cotización de mercado”. Según explicó, en septiembre el BCRA le compró al Tesoro los DEG por $420.000 millones y este a su vez canceló adelantos transitorios por $427.000 millones. Ahora se espera que Guzmán le entregue a Pesce más letras cuando tenga que pagar el próximo vencimiento con reservas.

Por su parte, la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Cecilia Todesca, dijo que “es idea” del gobierno cumplir con esa obligación. Todesca habló con periodistas luego de un encuentro del Gabinete Económico convocado por el presidente Fernández y allí recordó que el Gobierno “trabaja para la recuperación de las reservas”. En ese sentido, remarcó que para este año “ya tenemos un superávit comercial en torno de los u$s 13.900 millones, y es un número importante”.

En ese marco, al Banco Central se le hace cuesta arriba sostener las paridades de las diferentes versiones de dólar. Fuentes de mercado estimaron que la autoridad monetaria finalizó ayer el día con ventas por alrededor de u$s135 millones de dólares para abastecer a la demanda. De esta forma, cerró noviembre con un saldo negativo de u$s890 millones, dijo Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio.

Dólares

La cotización del dólar oficial cerró en un promedio de $106,48, con una suba de siete centavos respecto al cierre del lunes, con lo que a lo largo de noviembre acumuló un incremento de $1,26, equivalente a un aumento de 1,20%.

En el segmento informal, el denominado dólar “blue” se negoció sin cambios, a $201 por unidad. En los últimos 30 días registró un incremento de cuatro pesos (2,03%).

En el mercado bursátil, el dólar contado con liquidación (CCL) cedió 0,7%, a $214,15, mientras que el MEP avanzó 1,6%, a $200,17, en el tramo final de la rueda.

En el segmento mayorista, la moneda estadounidense ganó dos centavos y finalizó a $100,96, y en el transcurso del mes subió $2,24, lo que representó un aumento de 2,26%.

Así, el dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto País-, marcó un promedio de $138,42 por unidad; y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de un 35% sobre la compra de divisas, el valor promedio fue de $175,69.

Por otro lado, Quintana detalló que “en los mercados de futuros la autoridad monetaria cerró noviembre con ganancias por $4.500 millones, acumulando en el año ganancias por tal concepto por $19.000 millones”.

El volumen operado en el segmento de contado fue de u$s 779 millones, en el sector de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se registraron operaciones por 232 millones de dólares y en el mercado de futuros Rofex se negociaron u$s 1.552 millones.

Ahora los diferentes operadores están a la espera de que desde hoy los bancos vuelquen al mercado unos u$s600 millones por efecto de la medida del BCRA de la semana pasada que restringe a cero la posición final de las entidades a fin de mes en materia de divisas. Esos fondos se espera que tengan algún efecto a la baja sobre las cotizaciones, ya que no habrá necesidad de que intervenga la autoridad monetaria.

Temas

Dejá tu comentario