Demanda de gas en nivel récord

Economía

El miércoles de esta semana se llegó al récord del año en inyección de gas a los gasoductos para abastecer la demanda interna, con un volumen de 118 millones de metros cúbicos. Se estima que ayer la cantidad de gas pudo haber sido mayor todavía, debido a las bajas temperaturas. No obstante, en fuentes oficiales y privadas no se temen dificultades en el suministro de gas y se estima que la situación se recompondrá durante el fin de semana, cuando se reduce el consumo industrial, de modo que el sistema podría seguir afrontando más días de bajas temperaturas a partir del lunes.

De todos modos, el suministro funciona «al límite», según definieron en una empresa privada, y con fuertes restricciones para las centrales de generación eléctrica y las industrias que tienen contratos de servicio interrumpible (más barato que el firme o ininterrumpible). Esto significa que las centrales eléctricas están generando con combustible líquido, lo que eleva el precio de la energía de este mes que deberá pagarse a las generadoras en octubre.

Con todo, en fuentes de la Secretaría de Energía se cree que los riesgos para lo que queda del invierno son muy bajos, y que sólo si ocurriera un accidente o un imprevisto, podría haber dificultades de gas. Para el invierno próximo, en cambio, el pronóstico es menos optimista: hay temor por la falta de ampliación de la capacidad de transporte en los últimos dos años, y también por la disminución de las inversiones en yacimientos gasíferos, debido al congelamiento de las tarifas del transporte y del precio del fluido.

En los siete primeros meses de este año, la demanda de gas creció 5% en total en el país, pero la de la industria tuvo una suba de 12,5%, mientras el consumo de GNC se incrementó 33,2%, considerando en este caso sólo los seis primeros meses del año con respecto a igual lapso del año anterior. En tanto, el consumo residencial bajó 2,1% en el primer semestre y el de las usinas 10% en el mismo período, debido a los cortes de suministro.

• Impedimento

En principio, la falta de capacidad de transporte está impidiendo la instalación de nuevas estaciones de servicio, ya que las distribuidoras no otorgan las habilitaciones correspondientes. Pero crece mes a mes la cantidad de vehículos que se convierten a GNC.

Si la economía siguiera con el ritmo de crecimiento de este año, el invierno próximo habrá más demanda de la industria y de GNC, y esto es lo que provoca cierta preocupación.


Nadie puede precisar exactamente si faltará gas y cuánto en el invierno de 2004, pero se supone que los riesgos serán más altos que este año. Esto explica que la cuestión del gas forme parte de la agenda del presidente de Chile, Ricardo Lagos, con Néstor Kirchner.

En primera instancia, Chile tiene contratos de suministro en firme, pero en el país trasandino hay temor de que si el año próximo falta gas para la industria local o para los hogares, el gobierno ponga un límite a la exportación, lo que afectaría a la generación eléctrica y a los industriales de la nación vecina.

Dejá tu comentario