Deuda: advierten que propuesta agresiva puede dilatar acuerdo

Economía

La renegociación de la deuda es el tema central que ocupa al Gobierno por estos días. De todas formas, según advirtió un informe de IERAL, algunas “tribulaciones con los vencimientos de deuda”, tanto en la provincia de Buenos Aires como en la Nación “pusieron en evidencia las lagunas que subsisten en el diseño y la puesta en marcha del programa económico”.

Más allá de que se plantea el posible problema de liquidez o de solvencia con la deuda, el “quid de la cuestión es lo que Argentina necesita para recuperar el crédito de modo sostenido”. Y esto “tiene que ver menos con la reestructuración y mucho más con el tipo de políticas económicas que se adopten para salir de una estanflación de nueve años y recurrentes desequilibrios fiscales”.

En ese escenario, planteó tres posibles senderos a seguir, en los que analizó las ventajas y consecuencias de los distintos tipos de propuestas que puede esgrimir el país ante los acreedores. “Si el Gobierno efectúa una propuesta muy agresiva en términos de quitas y plazos, los acreedores con ‘voz y voto’ inevitablemente van a subrayar que tanto el monto como el costo promedio de la deuda son cifras manejables, por lo que el proceso puede dilatarse más allá de lo esperado”, argumentó como el primer escenario.

“En cambio, una propuesta ‘amigable’ para los acreedores, que podría generar rápida aceptación, llevaría la discusión a otro terreno, también incómodo, vinculado con la capacidad de la economía argentina de volver a crecer a buen ritmo y mantener prudencia fiscal, claves para que el riesgo-país del ‘día después’ de la negociación baje en forma significativa”, sumó como segunda posibilidad. Y concluyó: “Un tercer sendero pasaría por la separación de las condiciones de la reestructuración, más agresivas para los títulos de legislación local (que puede hacerse por decreto), cuyos vencimientos son más apremiantes, y más ‘amigables’ con la externa. Una opción no recomendable para regenerar el mercado de capitales local, pero que no puede desecharse”.

IERAL analizó el rechazo de los tenedores a la prórroga del bono de la Provincia de Buenos Aires (BP21) y la escasa adhesión que tuvo la semana pasada la propuesta de canje del Tesoro nacional para el Dual AF20 como un “baño de realidad”. Dichos eventos, sostiene el informe, “anticipan que el trámite de la reestructuración de la deuda pública no será sencillo, aunque exista voluntad de pago del Gobierno y acreedores dispuestos a aceptar una reescritura de los contratos”.

Insistir con viejas recetas, o suponer que las reformas del Estado pueden posponerse -concluye el informe- sería desconocer demasiadas evidencias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario