El mercado aún ve mínimas chances de lograr acuerdo

Economía

Economistas que siguen los mercados de deuda creen que aún hay posibilidades de arribar a un entendimiento.

La entrevista radial que concedió ayer el ministro de Economía, Martín Guzmán, pareciera haber acotado las posibilidades de llegar a un acuerdo con los acreedores. Sin embargo, los economistas que siguen los mercados de deuda creen que aún hay posibilidades de arribar a un entendimiento.

“Que yo sepa no hay negociaciones, Guzmán no quiere escuchar”, indicó en primera instancia el analista Walter Molano, quien se desempeña en Wall Street como economista jefe de BCP Securities. No obstante, Molano explicó que se puede acercar a las partes, pero que Argentina debería atender tres puntos para que sea aceptable la oferta: “Primero, reconocer el Past Due Interest (PDI), es decir, los intereses acumulados en cada bono. En segundo término se debería pagar algo mínimo en los tres primeros años, como un 1% e ir subiendo 0,5% por año. En tercer lugar, Argentina debería normalizar los cupones después de los primeros tres años, cuando la economía esté recuperada”.

El especialista añadió: “Guzmán piensa que está negociando con gente que tiene mucho dinero, pero esta deuda es plata que prestó gente humilde del resto del mundo”.

El economista Fernando Marull señaló que lo más posible es un “no acuerdo”, aunque elaboró un documento en el que se refiere a un marco en el que se podrían llevar a buen puerto las negociaciones. “Si el 22 de abril el Gobierno no paga los u$s500 millones, hay tiempo para hacerlo hasta el 22 de mayo y evitar el default, es decir, puede mejorar la oferta. Si asumimos que la propuesta vale u$s41 (al 10% de tasa), el Gobierno puede mejorar la oferta subiendo intereses. Por ejemplo, si en vez de pagar 0 hasta 2023 como propone, ofrece pagar u$s 2,5 más por año, suma u$s7,5 a la propuesta y llega casi a u$s50 (u$s 41 + u$s 7,5). Esto le costará u$s 5 mil millones de dólares. Monto menor, si el ahorro que propone en 10 años es de u$s 50 mil millones”. El 10% de tasa es un punto intermedio entre la exit yield que ve el Gobierno (8%) y la que observa el mercado (12%).

Por su parte, el economista jefe de Arriazu Macroanalistas, Fernando Marengo, lamentó el recorrido que viene teniendo el intento de reestructuración ya que, desde su punto de vista, el problema de Argentina no es liquidez sino de solvencia. “La deuda en dólares de legislación local ya se pateó, por lo que quedan resolver u$s3.600 millones de servicios de deuda de legislación extranjera de acá a fin de año. Se podría haber pagado ese monto y patear la oferta de reestructuración para el año que viene o bien buscar un acuerdo que implique pagar una parte de los vencimientos y diferir la conversación hasta 2021 capitalizando la diferencia”.

Respecto del impacto de un posible default, Marengo afirmó: “Pensando en el corto plazo alguien podría decir ‘te ahorrás lo que tendrías que pagar este año’, pero en el mediano plazo es fuertemente negativo, porque no hay financiamiento para la inversión y sin inversión no se puede crecer de manera sostenida”.

El director de Ecolatina, Federico Moll, agregó: “Un escenario de default con una brecha cambiaria grande no va a permitir crecer en cuatro años, como mínimo. En ese marco, uno ve que el Gobierno se sentó a negociar y puso sobre la mesa una propuesta razonable. Si es el principio de una negociación, puede encaminarse. Si la idea es pararse sobre esta oferta y nada más, la posibilidad del default es un poco más cierta”. Respecto de las implicancias de una posible cesación de pagos, el director de la consultora LCG, Guido Lorenzo, analizó: “Los efectos del default en una economía, cuando son anticipados, se pagan desde el momento que empieza la desconfianza en la capacidad de pago. Eso eleva el riesgo país y hace inviable cualquier proyecto de inversión. Incluso, es marginal para lo proyectado este año si entramos en default o no. Para el mediano plazo (dos años) sí es importante, porque te permite o te impide acceder a financiamiento”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario