¿Por qué calificadoras diferencian tanto a Argentina de Ecuador?

Economía

Se pensaba que una vez terminada la reestructuración vendría un período de paz. Pero el mercado y las agencias de riesgo han discriminado el caso criollo.

Con unas pocas semanas de diferencia, Ecuador y Argentina cerraron, con éxito, sus respectivos procesos de reestructuración de deuda soberana hace casi un mes y medio. Sin embargo, la performance de los nuevos bonos canjeados en los mercados ha sido insoslayablemente distinta. Es más, podría sintetizarse en el hecho de que el comportamiento poscanje de los precios de los nuevos bonos argentinos ha sido la peor de las últimas reestructuraciones en décadas. Incluso las calificaciones de riesgo crediticio soberano de ambos países, tras haber cerrado sus reestructuraciones, muestra una clara diferencia a favor de Ecuador. O sea, Argentina, con sus más y sus menos, cerró con un altísimo nivel de adhesión el canje de deuda externa, pero ni las nuevas cotizaciones reflejaron la distensión esperada ni las calificaciones de riesgo tampoco acusaron una mejora. La nota argentina sigue en el fondo del pelotón de “grado especulativo” de la región acompañada, por ejemplo, por Suriname. Cabe señalar que las calificaciones de deudas soberanas de América Latina vienen mostrando desde 2015 la peor tendencia del mundo según los registros de Fitch.

P05_LA CALIFICACION 2x6.jpg

Bullying

Ahora bien, la región muestra la peor tendencia a nivel mundial antes y después de la crisis del coronavirus (donde sólo tres países de la región registraron mejoras: Paraguay, Rep. Dominicana y Jamaica) y encima a la nota de Argentina se la considera la más volátil del mundo. En tal sentido, vale destacar que la calificación argentina apenas subió un escalón tras el canje al nivel de “CCC”.

¿Por qué han diferenciado tanto a la Argentina frente a Ecuador? ¿Qué factores entran a jugar en la visión de las calificadoras? Hay, en resumen, seis temas principales para evaluar el porqué de una calificación pos-canje diferente: deuda externa, deuda local, acreedores oficiales, políticas actuales, políticas futuras y sostenibilidad de la deuda.

“Deuda externa”: es este tema el único factor en que ambos países aprueban el test. Porque tienen poco servicio de deuda externa comercial a nivel de los mercados emergentes en los próximos años.

“Deuda local”: la posición argentina es más débil porque ya tiene historial de default (Letes, Lecap, Bono Dual, etc.), lo cual ya derribó un mito internacional que ningún país defaultea su deuda local. En cambio, Ecuador no tiene historial de default (hubo un caso de CETES, pero distinto porque se cancelaron con otros bonos).

“Acreedores oficiales”: Ecuador renegoció ya un programa con el FMI, con más financiamiento, y renegoció la deuda bilateral con China. Mientras que Argentina tiene la necesidad de renegociar con el FMI y el Club de París.

“Políticas actuales”: Argentina no aprueba por la falta de progreso en medidas de ajuste y en medidas que aumentan desequilibrios. Mientras que Ecuador muestra progreso en medidas de ajuste (mercado laboral, subsidios, etc.).

“Políticas futuras”: existe una alta incertidumbre en las políticas por falta de claridad del Gobierno argentino. También ocurre lo mismo con Ecuador, debido a la alta incertidumbre en las políticas por las elecciones en 2021. O sea, ninguno aprueba.

“Sostenibilidad de la deuda”: en este tema, a pesar de los canjes, ambos países tampoco pasan el test debido a que se considera que hay altos riesgos a la sostenibilidad de la deuda en el mediano plazo.

Dejá tu comentario