Oficialismo busca ya luz verde este mes para la aprobación

Economía

El Gobierno envió durante la tarde de ayer a Diputados el proyecto para ampliar -con creces- los esquemas de moratorias activados meses atrás a través de la ley de “solidaridad”, y el kirchnerismo ya prepara la máquina legislativa con el fin de sancionar la iniciativa este mismo mes y con amplio apoyo opositor, según confiaron desde distintos despachos del Frente de Todos a Ámbito.

Desde la Cámara baja, el oficialismo determinaba en una reunión de bloque, al cierre de esta edición, el giro de la iniciativa a las comisiones correspondientes y ya ubicaba a la semana próxima como límite temporal para dictaminar y aprobar el texto en el recinto. Sería el primer encuentro del prorrogado protocolo de sesiones mixtas, con una gran mayoría de legisladores conectados por la vía telemática y otro grupo reducido, de manera presencial.

A pesar de no contar con quorum y mayoría, el kirchnerismo no tardará en conseguir apoyos para moratorias casi siempre avaladas por las diferentes fuerzas políticas. Para este caso en particular, el oficialismo ya descuenta el guiño de los interbloques que comandan José Luis Ramón y el que maneja el justicialista Eduardo Bucca, donde se encuentra el lavagnismo, aunque ambos podrían solicitar retoques. Para las próximas horas se espera la respuesta del principal bloque opositor, Juntos por el Cambio.

Más allá de lo previsto anoche en Diputados, el Frente de Todos también prevé el aterrizaje de una ampliación del Presupuesto 2019 -que fue prorrogado- para debatirlo en las próximas semanas como muestra de buena fe hacia la oposición, tras el DNU con superpoderes al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero -se estima una visita del funcionario a la Cámara baja, con el objeto de dar un informe de gestión-, para manejar fondos a discreción durante la pandemia del coronavirus.

Por otra parte, se espera una definición urgente sobre una emergencia económica, productiva, financiera, fiscal y laboral del sector turístico, que se comenzó a analizar ayer en comisión. Lo que aún genera dudas en un sector de la oposición en Diputados es la aparición, en los próximos días, del denominado impuesto “a los ricos”.

Mientras tanto, en el Senado se discute la continuidad o no del protocolo para sesionar de manera virtual, que es distinto al de Diputados y generó varios cruces entre kirchneristas y opositores por proyectos tratados en el recinto que no estaban relacionados con el coronavirus, algo acordado de antemano entre todas las fuerzas con representación en la Cámara alta. Para la moratoria no habrá problemas allí, ya que el Frente de Todos cuenta por sí solo con mayoría necesaria.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario