Efecto pandemia: creció 73% en junio el gasto primario

Economía

El rojo de las cuentas públicas en el sexto mes del año fue de $253.706 M. Los ingresos subieron solo 23%. Economistas proyectan un déficit para todo 2020 de entre 7 y 8 puntos del PBI.

El sector público nacional terminó junio con un déficit primario de $253.706 millones con lo cual cerró el primer semestre con un rojo de $889.804 millones equivalente a unos 3 puntos del PBI, según datos del Ministerio de Economía. En tanto el quebranto financiero fue para el mes de $288.565 millones y para la primera mitad del 2020 de $1,18 billón.

Los datos muestran el deterioro que provocó la pandemia sobre las finanzas públicas ya que por un lado generó una caída de recursos y por otro obligó a incrementar el gasto. Según estimaciones previas de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC) unos $450.000 millones del rojo en lo que va del año se explicarían por erogaciones directas producto de la pandemia.

Respecto de los datos de junio, el gasto primario creció 73% respecto de igual mes del año pasado. Fueron $656.605 millones, cuyo destino principal fue sostener salarios e ingresos de personas. Por transferencias corrientes, se registró un incremento interanual de $175.296 millones equivalente a 204%, de los cuales $150.241 millones fueron percibidos por el sector privado. Las erogaciones del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) concentraron cerca de $99.750 millones del incremento. El programa Alimentar tuvo una suba de $8.050 millones y las asignaciones en materia de Apoyo al Empleo aumentaron $2.950 millones. Las medidas de contención sanitaria, informó Economía, se financiaron con gastos adicionales de la Superintendencia de Salud y del PAMI por casi $12.500 millones. Por otro lado, los subsidios a la energía para sostener el nivel de tarifas mostraron un incremento interanual de 115% por $26.022 millones. Las transferencias a las provincias tuvieron un avance del 304% interanual por $15.913 millones mientras que las prestaciones a la seguridad social totalizaron unos $291.375 millones, con una suba del 45,4%. Respecto de los ingresos, el Sector Público obtuvo recursos por $402.899 millones, con una mejora de solo 7,8% nominal respecto de igual mes del 2019. De ello, la recaudación de impuestos aportó con un crecimiento del 26% interanual nominal impulsada por los aportes y contribuciones a la seguridad social (23%), Impuestos a los Débitos y Créditos (52%) y Bienes Personales (293%). En tanto, los ingresos de rentas de la propiedad registraron el mes pasado una baja de 20,1% debido a la suspensión del pago de cuotas de los créditos a los jubilados de la ANSES.

Para Jorge Colina, director del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), “el estimado es de un déficit de 8 puntos del PBI para este año, pero suponiendo que se termina la pandemia y que con ello todos los gastos relacionados con el covid se terminan inmediatamente, llegaríamos a diciembre con un piso de 4 puntos”. Mientras que Iván Cachanovski, economista de la Fundación Libertad y Progreso, proyectó que la pandemia va a dejar un saldo negativo este año del 7,4% y de un 4,1% para el año próximo, con un nivel de gasto más alto que el que habían antes de la crisis sanitaria.

Dejá tu comentario