El Central apunta a los "excesos" de bancos con divisas

Economía

El Banco Central fue sede de una cumbre con 40 banqueros ayer convocada por su titular, Martín Redrado. La razón: aclarar cómo funciona el control de cambios y, especialmente, cuáles son las operaciones que seguirá de cerca la entidad monetaria. Junto con Redrado estaban Raúl Planes, Carlos Pérez y Daniel Domínguez, funcionarios del BCRA.

La impresión previa a la reunión entre algunos banqueros era que se venía en el mercado una etapa como la lanzada por Santiago Montoya en la provincia de Buenos Aires respecto de los evasores. Todo giraba en torno a las operaciones que eluden el control de cambios y, más precisamente, las denominadas «contado con liquidación». Para escapar al tope a la salida de dólares del país, se efectúa una compra de títulos o de acciones en la plaza local, y esos mismos papeles se los vende en Wall Street. Así es como lo que sale del país son los papeles (lo que no tiene restricciones) y no las divisas. La misma operatoria, pero a la inversa, se efectúa para ingresar divisas al país (se compran papeles en el exterior y se los vende en la plaza local).

¿Es ilegal o no ese accionar? Bien documentadas esas operaciones, es una elusión, es decir, cumple (o no viola si se quiere) la normativa existente. Pero lo que destacaron ayer funcionarios del Central es que abundan los casos en los que no hay documentación respaldatoria de la compra y venta de títulos. Ni siquiera se hacen los movimientos, gratuitos por cierto, de los títulos en las cajas de valores o de clearing. En medio de la reunión, comenzó puntualmentea las 10, se citó el caso de un banco extranjero, con gran cantidad de operaciones en las que no figuraban movimientos de títulos y tampoco los DNI de las personas que habían operado. O directamente las personas que habían comprado los títulos no existían.

El mensaje, entonces, pasado por el Central a los banqueros era que no se iba a cerrar la operatoria de «contado con liquidación» -lo que era la preocupación central del mercado financiero-, sino que iba a atacarse los casos en que la información en manos del Central demuestre claramente que se estaba eludiendo el control de cambios existente. Por eso la satisfacción de los asistentes a la cumbre ayer cuando ésta terminó.

El mercado, de por sí, estaba operando con cierta sensibilidad antes del comunicado del Central informando sobre su control de las operaciones de entrada y de salida de divisas. «Lo que sucede es que tras el anuncio de la suspensión de las exportaciones de carne, la estatización de aguas, en el exterior nada sorprende y cualquier versión prende», dijo uno de los financistas presentes.

Dejá tu comentario