El Central puso un techo al dólar: $ 3,10

Economía

Este diario señaló ayer que el Banco Central iba a salir a comprar más dólares en la plaza. Apenas abiertas las operaciones, grandes inversores se anticiparon y salieron a posicionarse en la moneda norteamericana para no tener que comprar a precio más alto después de la intervención oficial. Operó bien Martín Redrado, titular del Central: no sólo no convalidó mayor valor, sino que, además, sorprendió y vendió divisas. Provocó su caída y luego las recompró a menor precio. Está claro el mensaje oficial: el dólar no debe superar $ 3,086 en el mercado mayorista (cerca de $ 3,10 en casas de cambio). De todas maneras, se mantiene la política oficial de acumular reservas, que podrá ser aprovechada a pleno en las próximas semanas, cuando comience la fuerte liquidación de divisas de exportadores de granos. Esto no hace más que corroborar la impresión que quedó ayer plasmada con la intervención oficial: el dólar a $ 3,10 es un máximo. Por lo menos, en los próximos dos meses.

El Banco Central salió ayer a vender una importante cantidad de dólares para calmar la tendencia alcista que la divisa mostró no bien arrancó la operatoria en el mercado mayorista. Fueron en total u$s 25 millones que volcó a partir de las 11.30, pero que recompró más baratos a última hora para finalizar la jornada con un resultado neutro.

El día había arrancado con nerviosismo por parte de los operadores. El dato de que el BCRA saldría a recuperar rápidamente los u$s 400 millones correspondientes al pago que se hará el jueves al Banco de Basilea, adelantado ayer por Ambito Financiero, generó un arranque muy firme para la cotización del dólar en el Mercado Abierto Electrónico.

A media mañana, la divisa ya estaba en $ 3,086, un nivel que rápidamente se trasladó a las pizarras del microcentro porteño, donde saltó un centavo hasta $ 3,10.


Pero en ese momento se produjeron ventas escalonadas por parte del Central en niveles de $ 3,085 y $ 3,083 que rápidamente tuvieron el efecto deseado. La divisa cayó hasta $ 3,078 y faltando quince minutos para el cierre la autoridad monetaria decidió salir a recomprar más barato lo que había vendido más temprano, realizando una clara ganancia entre una operación y la otra.

Al cierre, la divisa se ubicó en el mercado mayorista en $ 3,08, y es probable que arrastre hoy en el arranque al precio en pizarra levemente hacia abajo.

El BCRA buscó así marcar un límite para la suba del dólar, ya que la intención es que no supere el nivel de $ 3,10 en el mercado minorista. Para esto es clave que la cotización no se dispare en el MAE. La semana pasada ya había vendido unos u$s 4 millones en el mercado para luego recomprarlos, pero ahora tuvo que multiplicar la apuesta para evitar saltos mayores.
Hasta ahora, el BCRA venía optando por vender contratos de dólar a futuro para recomprar meses más tarde a precios menores, con lo cual también buscaba ponerle un techo al incremento puntual de la divisa.

La incógnita es cómo hará la entidad que preside Martín Redrado para adquirir dólares e incrementar reservas cuando todavía no están ingresando las divisas correspondientes a la cosecha gruesa. Compras por altos valores podrían repercutir de manera rápida en el precio.

• Impacto negativo

Al contrario de lo que pasaba aquí, el dólar se debilitó contra las principales monedas del mundo. El dato del crecimiento del déficit fiscal en los Estados Unidos impactó negativamente en la divisa y generó la revaluación del euro, que se ubicó en 1,195 dólar.

El dato del déficit impactó en la tasa a diez años del bono del Tesoro estadounidense, que pasó de 4,75% a 4,77% anual. A pesar de ello, la mayor parte de los bonos argentinos operó en alza, sobre todo las series en dólares alentadas por la fortaleza que mostró la divisa en las cotizaciones.


El Par en dólares trepó 1,05% y el Discount en la misma moneda ganó 0,63%. Sin embargo, las series pesos mostraron mayor debilidad -con caídas promedio de 0,5%- por la misma causa: temor a que continúe subiendo la divisa, además del incremento de las tasas en los Estados Unidos.

En tanto, el índice Merval finalizó con una suba de 0,48%, pero concentrado sobre todo en Tenaris, que volvió a subir por la fuerte suba del crudo (llegó a 3% por la ola de frío que se pronostica para los Estados Unidos).

Las Bolsas europeas llegaron a nuevos niveles récord y también hubo fuertes incrementos en los mercados del sudeste asiático.

Dejá tu comentario