El petróleo bajó 2,1%

Economía

Los precios del petróleo se replegaron en Londres y Nueva York, luego de rozar los 50 dólares el martes, afectado por el fuerte incremento de los stocks petroleros en Estados Unidos.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en abril cedió 1,02 dólares a 48,14 dólares en relación al cierre del martes, luego de llegar a 49,82 dólares en sesión, su nivel más alto desde el 6 de enero.

En el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en mayo cedió 58 centavos a 47,66 dólares.

En leve alza en la apertura, los precios agudizaron su descenso luego del anuncio de los datos semanales de reservas petroleras en Estados Unidos por parte del departamento de Energía, calificados de "bajistas" por Hussein Allidina, de Morgan Stanley.

El aumento de los stocks es "general" subrayó el analista. Las reservas de crudo subieron 2 millones de barriles en la segunda semana de marzo, dos veces más que lo esperado, a 353,3 millones de barriles. Los stocks de gasolina aumentaron 3,2 mb, cuando se esperaba una baja y los de productos destilados subieron en 100.000 barriles.

En lo que respecta al crudo, "las importaciones se mantuvieron débiles (...) y las refinerías son utilizadas a un nivel tan bajo de su capacidad que los stocks continuan aumentando", subrayó Allidina.

Los analistas subrayan que las reservas en el centro de almacenamiento de Cushing (Oklahoma, sur) vuelven a colmarse luego de haberse reducido en las últimas semanas.

Ese terminal, donde se destina el crudo negociado en el Nymex, es particularmente seguido por los operadores, al estar al borde de la saturación.

"Ahora vamos a entrar en un período en el que los stocks aumentarán nuevamente en Cushing, pero esta vez las reservas se incrementarán paralelamente en Europa", advirtió Nic Brown, de Natixis.

El segundo trimestre es tradicionalmente un período de baja demanda, en momentos en que el consumo mundial sigue siendo limitado.

Dejá tu comentario