"En el FMI dejaron de ser malos pronosticadores y quieren ser adivinos"

Economía

El jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, rechazó el recorte de las proyecciones de crecimiento para la Argentina del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Cualquiera de las cosas que haya dicho el FMI es una insensatez", dijo Fernández en su habitual contacto matinal con la prensa antes de ingresar a su despacho de Casa Rosada. "Dejaron de ser malos pronosticadores y quieren ser adivinos", afirmó.

El FMI prevé que la economía argentina avanzará 0,4% en el año en curso, pero que registrará una caída de 0,7% el próximo, según el último informe Perspectivas de la Economía Mundial (WEO) dado a conocer este martes en la capital peruana Lima.

El organismo recortó las proyecciones de crecimiento de casi todos los países y señaló la existencia de "riesgos a la baja", manifestando distintas preocupaciones por la situación de la economía mundial afectada particularmente por la baja en los precios de las materias primas.

Ámbito.com remarcó que como viene ocurriendo desde hace varios años, el Fondo continúa haciendo la salvedad de que las estadísticas de la Argentina están bajo revisión y recuerda que el 1 de febrero de 2013, el FMI emitió una declaración de censura, y le solicitó a la Argentina implementar acciones específicas para que las estadísticas referidas al PBI y los precios al consumidor se adecuen a los estándares de calidad del organismo.

Uno de los pocos flancos de la economía en los que la Argentina se encuentra bien situada es en materia de cuentas externas. Se proyecta un déficit de la cuenta corriente de 1,8% del producto, sensiblemente por debajo del 3,5% que registraría este año el área sudamericana.

El FMI también espera que la tasa de desempleo en la Argentina se reduzca en 0,4 puntos este año, para ubicarse en 6,9% de la población, pero proyecta una suba hasta 8,4% para el año próximo, en coherencia con el retroceso proyectado en la actividad económica.

Dejá tu comentario