Energía eólica: el rol de la industria para ahorrar divisas y sus necesidades

Economía

En un encuentro realizado durante la jornada de ayer, la Cámara Eólica Argentina (CEA), repasó algunos de los pilares fundamentales de la industria, tanto en la actualidad como de cara al futuro cercano. El rol del sector en la agenda por el cambio climático, las dificultades de las empresas para acceder a financiamiento y la generación de divisas fueron algunos de los tópicos abordados durante cuatro paneles.

Uno de los protagonistas del panel “financiamiento y divisas” fue Bernardo Andrews, CEO de Genneia, quien remarcó que “hay muchos parámetros o formas de medir el impacto de la energía eólica en la matriz energética”, y ejemplificó: “Se puede decir que el ahorro genuino de divisas como reemplazo de combustibles fósiles está ocurriendo. Según el estudio realizado por la Cámara, durante 2021 la energía eólica le genera ahorros al sistema y al país, a la cuenta corriente. La estimación de los estudios habla de u$s800 millones en este año. Es un cálculo conservador, asumiendo solamente el ahorro del gas importado. Si se ven los efectos de segundo orden, hay un poco más”.

Además de destacar el potencial que tiene la energía eólica, que incluso “puede ser más competitiva que otras fuentes de energía tradicionales”, Andrews también señaló la necesidad de generar las condiciones para “poder continuar en un circulo virtuoso del incremento de la matriz energética”. Una de esas condiciones, remarcó, es trabajar “conjuntamente en los cuellos importantes”. “Lo que estamos entendiendo como condición básica en el corto plazo es que tiene que haber infraestructura de transporte, de transmisión. Es un punto importante. Las autoridades están tratando de resolver una cuestión administrativa compleja, por los contratos que quedaron truncos tras la interrupción de Renovar. Esa es una condición necesaria. En el largo plazo, creo que hay algunos ejemplos inteligentes de como la administración actual reconoce cuales son los actores que permiten el crecimiento de las renovables”, señaló el directivo de Genneia.

En ese sentido, el presidente de la CEA René Vaca Guzmán hizo especial foco en los desafíos que tiene el sector en el presente. “Hay terminándose inversiones que comenzaron hace algunos años, que tuvieron problemas de tipo financiero, pero que se fueron resolviendo, las empresas que invirtieron consiguieron financiamiento para poder invertir en estos proyectos que son intensivos de capital”, señaló Vaca Guzmán, y agregó: “Hay 1.500 megas que están adjudicados en el Renovar que están reteniendo capacidad de despacho, prioridad de despacho, cómo se resuelve. Porque estoy seguro que hay empresas de las que invirtieron, que están generando energía, que estarían dispuestas a invertir, siempre que exista una prioridad de despecho que está retenida. Es un tema nada menor y que lo hemos hablado con autoridades gubernamentales, lo entienden, y están tratando de encontrarle una solución”.

El otro tema que destacó el presidente de la CEA es el financiamiento. “Hoy en Argentina no hay project finance (financiación de proyectos), hoy los organismos multilaterales de crédito no nos financian. Las agencias de desarrollo de exportaciones de los países de desarrollo, están a la expectativa”, señaló Vaca Guzmán, y agregó: “La pregunta es cómo hacemos para crecer. Teniendo por un lado 1.500 megas retenidos y por el otro, cómo crecemos si el financiamiento en Argentina está trabado. Es una tarea, en ambos casos, que debemos hacer tanto en el sector privado como el sector público”.

Cambio climático

Otro de los tópicos abordados durante el encuentro fue la agenda por el cambio climático, camino hacia el COP26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se celebrará en noviembre en Glasgow. Al respecto, dejó su mensaje Rodrigo Rodríguez Tornquist, secretario de Cambio climático, Desarrollo sostenible e Innovación, quien señaló: “Me parece importante que la agenda de cambio climático incremente su relevancia, es una agenda de presente. Con la que estamos lidiando y resulta un determinante de primer orden en la discusión internacional, en cuestiones económicas, sociales y financieras. Argentina tomó la determinación de poner la política climática como un eje de la política de gobierno”.

Destacó, además, que desde el Gobierno se trabaja en distintos lineamientos de transición energética, para “tener una política de renovables que sea genuinamente productiva”. “La política de transición energética, debe ser una política de transición justa. La política climática no debe ni puede ser un factor adicional para agravar las inequidades entre nuestra sociedad. En ese marco, hay una enorme oportunidad para la energía eólica”, subrayó Rodríguez Tornquist.

Temas

Dejá tu comentario