Estados Unidos pospone hasta diciembre la crisis de la deuda

Economía

Demócratas y republicanos en el Senado acordaron elevar el límite de endeudamiento hasta el 3 de diciembre.

Estados Unidos evitó este jueves temporalmente una catastrófico cesación de pagos el jueves, cuando demócratas y republicanos en el Congreso llegaron a un acuerdo para elevar el tope de la deuda hasta diciembre.

"Tengo buenas noticias", dijo el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, en el hemiciclo, al anunciar el acuerdo que dura hasta el 3 de diciembre.

Después de largas horas de negociaciones, dijo que esperaba que se votara la propuesta "a partir de hoy".

La Cámara de Representantes, a su vez, tendrá que aprobar esta medida para que el presidente Joe Biden pueda promulgarla. Esta votación final no se espera hasta la próxima semana.

"El Senado avanza hacia el plan que expuse ayer para evitar que los estadounidenses sufran una crisis creada" por los demócratas, señaló por su parte el líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell.

Sin embargo, un acuerdo podría aplazar simplemente el problema hasta diciembre, cuando el Congreso enfrentará también una fecha límite sobre la financiación del gobierno federal. Los demócratas también quieren aprobar en las próximas semanas dos grandes proyectos de ley de gastos que constituyen gran parte de la agenda del presidente Joe Biden: uno de infraestructura y otro para gasto social.

Y los bloqueos no desaparecerán.

Los republicanos se niegan rotundamente a aprobar cualquier medida para aumentar el límite de endeudamiento de Estados Unidos porque afirman que sería como darle a Biden un cheque en blanco para financiar sus enormes planes de inversión.

Sin embargo, estos planes aún no han sido aprobados por el Congreso.El aumento del tope de endeudamento se utilizará para reembolsar sumas ya prestadas, incluidos billones de dólares gastados bajo el gobierno del expresidente republicano Donald Trump.

Al ofrecer un respiro temporal para evitar una crisis de la deuda, McConnell instó a los demócratas a llegar a una solución duradera utilizando un camino legislativo complejo, que hasta ahora el bando del presidente se ha negado a tomar.

Si el Congreso no actúa para elevar el límite de deuda de 28,4 billones de dólares, el Departamento del Tesoro calcula que se quedará sin medios para pagar sus facturas para el 18 de octubre. Los republicanos han bloqueado los intentos demócratas para presentar una legislación que suspenda el límite.

Los demócratas esperan, sin embargo, aprovechar este respiro en el frente financiero para centrarse en las próximas semanas en las difíciles negociaciones al seno del propio partido para adoptar los dos grandes planes de inversión de Biden, en infraestructura y en reformas sociales.

Dejá tu comentario