El G7 se comprometió a mantener abiertos los mercados agrícolas y energéticos

Economía

El Grupo de los Siete se manifestó ante las medidas para imponer controles a la exportación de productos agrícolas escasos. Al mismo tiempo, aseguraron que los bancos centrales del G7 seguirán calibrando el ritmo de endurecimiento de la política monetaria.

Las potencias económicas del Grupo de los Siete (G7) están decididas a mantener los mercados abiertos, según el borrador del comunicado del jefe de finanzas del G-7, ante las medidas de algunos países para imponer controles a la exportación de productos agrícolas escasos.

"Estamos comprometidos a mantener los mercados abiertos y a mejorar la capacidad de recuperación de los mercados agrícolas y energéticos en línea con los objetivos climáticos y medioambientales", indica el comunicado, que debe ser finalizado antes de que termine la reunión el viernes.

Asimismo, añadió que los bancos centrales del G7 están vigilando de cerca el impacto de las presiones sobre los precios en las expectativas de inflación y seguirán calibrando el ritmo de endurecimiento de la política monetaria en función de los datos económicos y de forma claramente comunicada.

El comunicado del G7 llega luego de India prohibiera las exportaciones del Trigo para contrarrestar la inflación en alimentos, lo que amenaza con reducir la oferta mundial del cereal en medio de los efectos de la guerra con Ucrania.

Compradores mundiales apostaron por los suministros del segundo mayor productor de trigo del mundo luego de que las exportaciones de la región del Mar Negro se desplomaran tras la invasión de Rusia a Ucrania el 24 de febrero pasado. Antes de la prohibición, India tenía como objetivo enviar un récord de 10 millones de toneladas este año.

El gobierno confirmó que aún permitiría exportaciones ya emitidas y a países que soliciten suministros "para satisfacer sus necesidades de seguridad alimentaria".

El embargo de la India, provocado por una ola de calor que ha reducido las perspectivas de cosecha y ha disparado los precios internos, supone un giro de 180 grados en la política. Las autoridades dijeron que permitirían las ventas de exportación existentes cubiertas por cartas de crédito y acuerdos entre gobiernos para satisfacer las necesidades de seguridad alimentaria.

Si bien muchos comerciantes y analistas esperaban que en algún momento se frenaran las exportaciones debido a que los efectos de la ola de calor se han agravado, el repentino anuncio aumenta la presión en el mercado de uno de los cereales más consumidos del mundo.

"Es un mercado muy ajustado y las existencias de trigo están bajando, sobre todo en los países exportadores", dijo Carlos Mera, jefe de investigación de materias primas agrícolas de Rabobank. "El trigo es un mercado sensible y politizado, hay preocupación por la seguridad alimentaria en muchos países".

La prohibición india de exportar se produce en un momento en el que las duras condiciones meteorológicas, incluida la sequía en algunas zonas de Estados Unidos y Francia, amenazan el potencial de producción de otros grandes países exportadores. Debido a que Ucrania enfrenta una prolongada interrupción de las exportaciones y la capacidad de Rusia para exportar está empañada por las sanciones financieras occidentales, a pesar de las favorables perspectivas para sus cosechas, es posible que no haya alivio a corto plazo para los importadores de trigo.

Dejá tu comentario