Siete de cada diez facturas de crédito electrónicas se concretaron por homebanking

Economía

Más de 200.000 pequeñas empresas utilizan la Factura de Crédito Electrónica desde abril de 2021.

El uso del nuevo sistema de circulación abierta de la Factura de Crédito Electrónica (FCE) logró una elevada aceptación entre las pymes de acuerdo a datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que muestran que en lo que va del año, siete de cada 10 FCE emitidas se concretaron a través del sistema de circulación abierta.

El sistema de circulación abierta es una modalidad a través de la cual las micro, pequeñas y medianas empresas pueden endosar, ceder y descontar la Factura de Crédito Electrónica (FCE) desde homebanking, sistema que está vigente desde el 1 de abril, según fuentes de la AFIP.

La herramienta ofrece una fuente de financiamiento para más de 200.000 pequeñas empresas, y el sistema de circulación abierta tiene operatoria similar a la del Cheque Electrónico (Echeq) ya que permite que las mipymes que son proveedoras de grandes empresas puedan ampliar sus fuentes de financiamiento.

Además, este instrumento mejora la certeza de cobro, ya que la falta de pago al vencimiento de las facturas se verá reflejada en la Central de Deudores del Banco Central.

El sistema de circulación abierta de la FCE es resultado del trabajo entre la AFIP, el Banco Central y la Secretaría de Pyme del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Al momento de la emisión de la factura, y para el caso que esta no fuera cancelada en el plazo de 30 días actualmente vigente, se puede optar entre enviar la FCE a un Agente de Depósito Colectivo (mercado de valores), que estaba vigente, o por el Sistema de Circulación Abierta, modalidad que está activa desde abril y que opera a través de homebanking.

Esta última opción posibilita, entre otras funciones, su circulación extrabursátil, negociación, transmisión, cancelación mediante compensación interbancaria, y el registro de su cancelación luego de su aceptación tácita o expresa y antes de su vencimiento.

En caso de que alguna FCE resulte impaga se podrán celebrar acuerdos de pago extrajudiciales en el sistema, o bien, solicitar la emisión de un comprobante para ejercer acciones legales.

El comportamiento de pago de las empresas deudoras será informado a una Central de Deudores de FCE impagas al vencimiento que administrará el Banco Central.

La semana pasada el Ministerio de Desarrollo Productivo informó por su parte que la negociación en el mercado de capitales de Facturas de Crédito Electrónica creció un 49% interanual en los primeros ocho meses del año, informó.

Puntualmente, entre enero y agosto de 2021 se emitieron en promedio mensual 381.000 FCE por $ 478.000 millones, de los cuales se negociaron $260 millones en el mercado de capitales a una tasa promedio del 36%.

Temas

Dejá tu comentario