Falabella cerró todos los locales en el país y ya no vende online

Economía

La tienda de capitales chilenos finalizó las operaciones en el país. "Nos despedimos agradeciendo a todos nuestros clientes, proveedores, colaboradores y nuestras comunidades", informaron.

La tienda Falabella, de capitales chilenos, cerró los último tres locales comerciales que tiene en Argentina y anunció que a partir de este martes ya tampoco vende sus productos por los canales online.

"A partir del 31/05/2021 Falabella.com ya no se encuentra disponible para realizar compras. Nos despedimos agradeciendo a todos nuestros clientes, proveedores, colaboradores y nuestras comunidades, que nos han elegido y apoyado durante todos estos años", informó la compañía en un comunicado oficial.

Los últimos tres locales que cerraron estaban ubicados en Rosario, otro en el shopping Unicenter, y el ubicado en Florida y Perón, en el microcentro porteño.

El cierre definitivo de estos locales se produjo en un plazo de 60 días desde fines de marzo y, en ese marco, la empresa puso en marcha un plan de retiro voluntario para los trabajadores.

Falabella Comunicado Ventas online.jpg

“En el contexto del plan que Falabella está llevando a cabo para hacer sustentable su operación en Argentina, la Compañía cerrará las tiendas por departamento ubicadas en Rosario, Martínez y en la calle Florida en la Ciudad de Buenos Aires”, sostuvo la empresa en un comunicado. “Al igual que en los casos anteriores, este proceso contempla un plan de retiro voluntario para todos los colaboradores de las tiendas que cesarán sus actividades. Falabella seguirá operando a través del e-commerce”, agregó la empresa.

Aunque no se informó oficialmente cuál es el número de empleados afectados por el cierre de los tres locales, fuentes del mercado estiman que se trata de unos 500 trabajadores.

En ese sentido, el gremio comunicó: “Desde el Sindicato de Comercio lamentamos el cierre de las últimas tres sucursales de Falabella en el país. Asimismo, desde la entidad gremial se está supervisando el cumplimiento de los derechos de los trabajadores y se exigirá que la empresa garantice el pago de la totalidad de las indemnizaciones correspondientes”.

La cadena había llegado al país a inicios de los 90 y llegó a tener 10 puntos de ventas con esa marca, otros 7 Sodimac y CMR, su tarjeta de fidelización.

Tras fracasar en la búsqueda de comprador para sus unidades de negocios, Falabella decidió quedarse con Sodimac y liquidar las tiendas por departamento. La tarjeta CMR estuvo a punto de pasar a Banco Supervielle, pero también se frustró.

Dejá tu comentario