En 8 meses, Guzmán bajó 10 puntos el costo de endeudarse en pesos

Economía

Además de obtener financiamiento genuino, la tasa se comprimió en todos los tramos si se compraran rendimientos de principio de año con los promedios de julio y agosto.

En una combinación que luce intuitivamente contradictoria, el Ministerio de Economía consiguió en las últimas licitaciones dos resultados: obtener financiamiento genuino a través de colocaciones de distintos instrumentos en pesos, al mismo tiempo que convalidó una compresión de las tasas de interés que pagó por endeudarse. El dato surge de un informe elaborado por la Secretaría de Finanzas, que reveló que el costo del endeudamiento en moneda local bajó alrededor de 10 puntos desde enero hasta agosto, mientras que desde mayo (con la sola excepción de junio) el equipo financiero de Economía hizo emisiones por encima de los pagos que debía realizar en cada uno de esos meses.

El informe de la secretaría que conduce Diego Bastourre muestra que la evolución de la tasa de interés se comprimió en todos los tramos si se comparan los rendimientos obtenidos entre comienzo de 2020 y el promedio de las colocaciones de julio y agosto. En el caso de las letras de hasta 2 meses de plazo, la tasa promedio fue 37% en el primer trimestre, bajó a 30% en el segundo y tocó un piso de 26,4% entre julio y agosto. Para los títulos entre 2 y 4 meses, entre enero y marzo el rendimiento promedio fue de 39,3%; pasó a 30,1% en el segundo trimestre y se ubicó en torno del 30,9% en el séptimo y octavo mes del año. Y para los instrumentos más largos, de más de 4 meses, el rendimiento convalidado en el primer trimestre pasó de 39,4% a 31% en el segundo y quedó en 30,3% de promedio en julio y agosto.

“El costo del financiamiento público desde el primer día de gestión ha guardado estrecha relación entre el rendimiento real positivo que el ahorrista demanda al invertir en instrumentos denominados en moneda local y el nivel de tasas que permite asegurar la sostenibilidad de la deuda pública”, dice el documento. La explicación que hace Finanzas de este logro está relacionada con la “compresión de las expectativas de inflación”.

En un contexto de una política fiscal expansiva por los programa de asistencia que el Gobierno implementó en la pandemia y necesidades de financiamiento cubiertas, en su mayoría, por el Banco Central, una parte de la liquidez circulante se canalizó a través de las licitaciones del Tesoro. Esto fue posible también por las estrictas regulaciones cambiarias, que impiden la dolarización de la mayor parte de las tenencias en pesos.

Sobre la incidencia de las regulaciones cambiarias en el mercado de capitales local, el secretario de Finanzas le dijo a Ámbito después del canje que “las posibilidades de arbitraje son más limitadas y eso juega pero no de la misma manera que jugaría en un escenario con la movilidad completa”. “La cuenta clásica del carry trade asume que te pasás de un lado a otro con completa flexibilidad independientemente de los volúmenes. Como eso hoy no ocurre, esas posibilidades de arbitraje inciden pero no terminan ocurriendo. Cuando tenés esta situación de restricciones cambiarias los mercados tienden a segmentarse, por lo que los arbitrajes son menos claros, menos nítidos. Tenemos eso siempre en consideración. Si el paradigma fuera otro respecto de las regulaciones cambiarias, habría que tener otro paradigma respecto de las relaciones de riesgo retorno de los instrumentos en pesos y en dólares. Hoy esos instrumentos no se arbitran de la misma manera”, explicó Bastourre.

En lo que va del año, el Gobierno debió pagar vencimientos por $1,03 billones y realizó emisiones por $1,07 billones, cuenta que resultó en un financiamiento neto por $37.947 millones. Este camino se fue consolidando a lo largo del año: en enero el porcentaje de refinanciación fue de 58%, en febrero alcanzó el 46%, en marzo el 71%, en abril subió a 91%, en mayo por primera vez superó los pagos y tocó 137%, en junio fue de 92%, en julio consiguió 119% de lo que debía pagar y en agosto emitió 158% de sus necesidades financieras.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario