FMI asegura que la caída del precio de materias primas es amenaza para Latinoamérica

Economía

Los gobiernos de América Latina deben mantener suficiente flexibilidad fiscal para enfrentar caídas de ingresos en las arcas públicas si ocurren nuevos descensos de precios de las materias primas, sus principales productos de exportación, señaló el FMI.

El director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para América Latina, Anoop Singh, confió en que el crecimiento de la región en 2008 y 2009 se mantenga en el entorno de previsiones del organismo (4,6% para 2008 y 3,9% para 2009).

Sin embargo, advirtió que el subcontinente en su conjunto debe prepararse para la posibilidad de que los precios de sus principales productos de exportación, las materias primas, caigan aún más en los próximos meses.

"Si miramos hacia atrás y miramos previas desaceleraciones económicas, se encuentra en cada desaceleración económica global (...) significativas caídas en los precios de los 'commodities' (o materias primas). Entonces el principal riesgo ahora para América Latina", además de las tensiones en los mercados financieros, "es si la desaceleración global desata una mayor reducción en los precios de las materias primas", explicó Singh.

"Esto podría afectar la situación fiscal y externa", sostuvo, al tiempo que recomendó a los países del subcontinente "mantener flexibilidad fiscal" para enfrentar la posibilidad de una caída en los ingresos en sus arcas públicas.

"Esto será muy, muy importante", remarcó en conferencia de prensa durante las asambleas de otoño boreal del FMI y el Banco Mundial (BM) en Washington.

"Por supuesto, precios más bajos de alimentos y combustibles podrían traer un bienvenido alivio para algunos países, en particular países de bajos ingresos que son importadores (de materias primas) en América Central y algunos países caribeños", destacó.

"Pero para la región como un todo, altos precios de materias primas han sido un importante factor en el fortalecimiento de las posiciones fiscales y externas y el impulso al crecimiento en los últimos años. Una caída aún mayor (de precios a la registrada en las últimas semanas) podría tener implicaciones adversas considerables paras las posiciones fiscales y externas de la región", enfatizó.

Singh también destacó otras dos prioridades que la región debería considerar: primero "preservar el funcionamiento correcto y eficiente de los sistemas financieros" previniendo riesgos de falta de liquidez, y segundo, "preservar el terreno ganado con esfuerzo en materia de inflación".

"Muchos países han construido considerables colchones de reservas internacionales que podrían ser usados para enfrentar choques excepcionales y temporales", expresó.

En un contexto en el que "la situación fiscal (de las naciones latinoamericanas) probablemente estará bajo estrés", será necesario que los gobiernos tengan "una estrategia de gasto público mucho más precisa, para asegurar que necesidades fundamentales (como el gasto social) puedan ser satisfechas y al mismo tiempo contener necesidades fiscales adicionales", argumentó.

Singh insistió, como los demás expertos, en que las naciones latinoamericanas en general enfrentan esta crisis con mejores marcos de política macroeconómica y en mejores condiciones financieras que en ocasiones anteriores, pero reiteró que el FMI está "dispuesto a dar asistencia financiera y técnica si es necesario".

Dejá tu comentario